Escucha esta nota aquí

Las personas que buscan viajar a Llallagua, Tupiza, Villazón o a Uyuni, no lo podrán hacer debido a que las operadoras provinciales tuvieron que cerrar sus oficinas obligadas por los que ejercen el control social.

Así, la terminal interprovincial que hasta el miércoles ofrecía salidas a las provincias de Potosí amaneció ayer en silencio.

Solo algunos turistas se aventuraron en busca de pasajes o de que algún expreso se anime a llevarlos hacia el salar de Uyuni y localidades próximas. 

Desde La Paz, el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), William Cordero, afirmó que la Policía se mantiene acuartelada un 100% y en alerta para garantizar la paz, la armonía y evitar disturbios que causen daños a la propiedad pública y privada en Bolivia.

El personal de los grupos tácticos y especiales de la Policía, en particular de la Felcc, está desplazado en varios puntos del territorio nacional para evitar desmanes de los grupos que están movilizados, apuntó.

 “Estamos en estado de listeza, después que en los últimos días fueron aprehendidas personas implicadas con la toma y quema de instituciones públicas, en particular los tribunales electorales en varias ciudades capitales del país”, agregó. 

El Tribunal Electoral Departamental de Potosí fue el primero que fue incendiado por una turba de manifestantes.