Los seis acusados de segar la vida a dos personas en el barrio Cofadena, de Montero, fueron enviados con detención preventiva a la cárcel de Palmasola este sábado por la tarde, luego de una audiencia de casi ocho horas en instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc). 


La audiencia, que comenzó a las 11:30 y concluyó a las 19:00, se desarrolló a puerta cerrada. Los sindicados negaron su participación en las muertes de Montero, pese a que la Fiscalía presentó indicios de la comisión del delito de homicidios, entre otros. 

El abogado Roger Martínez, que patrocina los familiares de las víctimas, dijo que durante el proceso legal se buscará cambiar la figura de la acusación a asesinato porque, según afirmó, que existen conversaciones en WhatsApp y un informe policial, que prueban que hubo planificación para los ataques con armas de fuego. 

El jurista también observó que existen autoridades del MAS implicadas, tales como la diputada electa Deysi Choque y el alcalde de Montero, Mario Batista. Ambos, por separado, negaron las acusaciones.