Escucha esta nota aquí

La Organización de Estados Americanos (OEA) elevará dos tipos de informes. Uno será el de la auditoría que se viene realizando y otro el de la misión de observadores.

El equipo auditor sigue su trabajo y recoge información electoral. Mientras, el presidente Evo Morales espera que la auditoría que realiza el organismo multilateral sea de carácter técnico-jurídico y no político.

El jefe de la misión de observación electoral, Manuel Gonzales, explicó que el informe que prepara no tiene nada que ver con el trabajo de la auditoría, que ayer cumplió su tercer día de labor.

El excanciller de Costa Rica detalló que se publicó un texto preliminar y el que viene en camino será un complemento al ya publicado.

“La comisión encargada de la auditoría no tiene nada que ver con la misión de observación electoral de la OEA, puesto que son equipos totalmente distintos. Hay que esperar los resultados de la auditoría para evitar especulaciones”, adelantó Gonzales en la red televisiva.

El diplomático acotó que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) perdió credibilidad por todas las situaciones que sucedieron el día de las elecciones del 20 de octubre y las jornadas posteriores.

“A mí me da total credibilidad el trabajo técnico que están haciendo los más de 30 expertos en el campo que ya están trabajando, llevan ya dos días (hasta el viernes) de estar ahí, creo que el tiempo apremia y ellos lo saben, pero también la calidad del trabajo tiene que estar garantizada y por supuesto se necesita tiempo para hacerlo. Hay que recordar que fueron más de 34.000 mesas, que el trabajo de revisar las actas es probablemente lo más importante”, dijo Gonzales

La posición de Evo

El presidente Evo Morales se refirió al trabajo de auditoría que realiza la OEA en el país. El mandatario, en un acto en el municipio de Toco, en Cochabamba, dijo que espera el informe de fiscalización.

“Vamos a ser respetuosos a las conclusiones del informe de la OEA y los países, esperamos que sea un informe técnico-jurídico y no político. Esperamos hermanas y hermanos que se demuestre al mundo entero todo como hemos avanzado”, detalló Morales.

También, el jefe de Estado demandó a políticos de oposición y sectores sociales que consideran que hubo irregularidades en el proceso electoral del 20 de octubre puedan presentar las pruebas ante la OEA.

 “Si hay fraude, demostrarán (los de la OEA), no tenemos miedo”, sentenció. Ayer su cumplió el tercer día de trabajo del equipo de auditoría de la OEA. Según el organismo multilateral, hasta hoy se debería completar el grupo de expertos, ya que en un inicio empezaron a trabajar una decena del plantel.

El proceso de fiscalización a las justas del 20 de octubre la realizan 30 personas, entre abogados electorales, expertos estadísticos, peritos informáticos, especialistas en documentos, en caligrafía, en cadena de custodia y en organización electoral.

El viernes, el jefe de este equipo, Arturo Espinosa Silis, se retiró del trabajo de auditoría bajo el argumento de que el grupo debe ser imparcial. El abogado mexicano expresó, en varias ocasiones y en artículos de opinión, su rechazo a la reelección de Evo Morales. 

“He decidido retirarme de la auditoría para no comprometer su imparcialidad. Debí informar a OEA sobre manifestaciones públicas previas acerca de proceso electoral en Bolivia”, escribió Espinosa en su cuenta de Twitter.

Por el momento, la OEA no se decidió quien será el remplazo de Espinosa, aunque una fuente diplomática recalcó que el retiro no afecta al trabajo del equipo.

La auditoría que debe terminar como máximo el 11 de noviembre, se centra en cuatro componentes: verificación de cómputo que incluye actas, papeletas y votos; verificación del proceso que abarca procesos informáticos; el componente estadístico con proyecciones; y el componente de cadena de custodia de las urnas.