Debido a las dificultades para transportarse por el paro indefinido, convocado por el Comité pro Santa Cruz, la Gobernación decidió brindar apoyo y alimentación sin ningún costo para los padres de niños que están internados en el Hospital de Niños.

“El gobernador Rubén Costas ha dispuesto que que se provea de leche y pañales a los pacientes y alimentación a los familiares que se encuentran en este nosocomio”, explicó Óscar Urenda, secretario de Salud de la Gobernación.

La directora del Hospital de Niños, Teresa Flores, valoró la solidaridad de la población que ayudó con pañales y alimentos los últimos días.

“La solidaridad de Santa Cruz es importante, mucha gente brindó apoyo a padres que no tenían plata para comprar pañales, leche y algunos no habían comido hace dos días”, señaló.

Luis Alfredo Silva, jefe de nutrición del Hospital de Niños, explicó que se está brindando alimentación para los cerca de 80 menores internados en este hospital y para sus padres. Además, también se otorga este apoyo al personal del hospital que suman cerca de 200 personas.