La Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) de Chile debe confirmarle a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) el cambio de sede del partido amistoso entre la Roja y la Verde, programado para el 15 de este mes, en principio, en la ciudad de Concepción, donde hay problemas sociales que no garantizan el espectáculo. Antofagasta es una alternativa.

Es casi imposible que el encuentro se juegue en Concepción, debido a que en los últimos días la ciudad ha estado convulsionada por los conflictos sociales contra el Gobierno chileno, lo que generó incluso que se determine toque de queda en algunos días.

El amistoso contra la Roja corresponde a la fecha FIFA de noviembre, mes en el que Bolivia también debe enfrentar a Panamá, el 19, en la capital de este país centroamericano.

La ciudad de Antofagasta es una de las alternativas para recibir el partido entre chilenos y bolivianos, aunque falta la confirmación de la ANFP, que debe pronunciarse lo antes posible, pues la Verde debe definir el tema logístico.

Por el momento, la concentración de los seleccionados está programada para este domingo, por la noche, en el hotel Camino Real, de Santa Cruz. Si la situación social se normaliza los dirigidos por el técnico César Farías solo se entrenarán el lunes, ya que el viaje a Chile está confirmado para el martes. El partido será el viernes de la próxima semana.

Después de ese amistoso, la Verde partirá a ciudad de Panamá, donde cuatro días después se medirá contra la selección de ese país. Aunque Farías tenía en mente otro amistoso será imposible debido a las suspensiones.