La Conmebol resolvió la noche de este martes que la final única de la Copa Libertadores 2019, entre Flamengo, de Brasil y River Plate, de Argentina se dispute el 23 de noviembre en el estadio del Club Universitario de Deportes, de Lima. Inicialmente estaba programada para jugarse en Santiago de Chile, pero las protestas callejeras en la capital chilena obligaron a cambio la sede del partido.

“Nuevas circunstancias de fuerza mayor y orden público, analizadas y evaluadas con prudencia, considerando la seguridad de los jugadores, del público y de las delegaciones, motivaron la decisión de llevar la final de la Copa Conmebol Libertadores 2019 a Lima, Perú, y mantener la fecha del 23 de noviembre”, dice parte del comunicado del organismo sudamericano.

Conmebol afirmó que el apoyo del gobierno de Perú para brindar las garantías de seguridad fue determinante para decidir por Lima. Los otros candidatos eran Barranquilla (Colombia) y Asunción (Paraguay).

“La decisión fue consensuada con los presidentes de los clubes Flamengo y River, de las asociaciones de Argentina, Brasil y Chile y se sustentó asimismo en la política de realizar cada una de las finales únicas en diferentes países”, agrega el comunicado. Conmebol cerró la publicación agradeciendo al gobierno de Chile por el apoyo al fútbol sudamericano.

Tags