Escucha esta nota aquí

Inició una jornada convulsionada en Cochabamba. Bartolinas y cocaleros marchan hacia el centro de la ciudad despejando en el camino los bloqueos que permanecen en varias calles y avenidas. El numeroso grupo se reunió en el kilómetro 2 de la carretera a Sacaba y desde ahí partió en una movilización que exige que se respeten los resultados de la elección del 20 de octubre que dan el triunfo en primera vuelta a Evo Morales.

Enfrentamientos

Un grupo que se hace conocer como La Resistencia, que apoya el paro cívico indefinido, se enfrentó a partidarios del Movimiento Al Socialismo (MAS) en inmediaciones de la sede de esta organización política, ubicada en la plaza Busch, en el centro de la ciudad. 

Los grupos se enfrentaron a golpes y con piedras hasta que llegó la Policía, que tuvo que usar gases lacrimógenos para despejar la protesta y separar a los bandos.

En estos momentos una cuadra, en la avenida Heroínas, divide a ambos grupos. Los agentes permanecen en el lugar para vigilar que no existan más incidentes.

Más movilizaciones 

Este miércoles Cochabamba amaneció totalmente paralizada, a los cívicos se sumó el transporte federado, que está utilizando el bloqueo para cerrar los accesos en las principales calles y avenidas de la ciudad. Este sector agrupa a los micros y trufis que operan en el área urbana cochabambina. 

Los que se oponen, el transporte libre, ha convocado a una marcha de protesta en contra de la medida de sus colegas federados, por considerar que están atentando contra su derecho al trabajo. Este miércoles marcharán al centro de la ciudad.

Se espera además otra movilización, la de los trabajadores fabriles, que apoya las denuncias de fraude y exige nuevas elecciones.

Reporte: Humberto Ayllón