Escucha esta nota aquí

Carlos Mesa, candidato de Comunidad Ciudadana (CC), informó la mañana de este viernes que está enviando una carta al vicepresidente Álvaro García Linera con copia al presidente Evo Morales para que se remita al Legislativo un proyecto de ley de reorganización del Órgano Electoral Plurinacional (OEP) y que sean otras autoridades las que llamen a nuevas elecciones.

No hay una salida política que no sea un nuevo proceso electoral y no hay salida a esta crisis si se modifica la permanencia de Evo Morales en el poder”, afirmó el expresidente en conferencia de prensa, acompañado por Gustavo Pedraza.

Mesa envía esta carta tras el informe de la empresa Ethical Hacking, contratada por el Tribunal Supremo Electoral para realizar una auditoría a la empresa que realizó el TREP, en el que se señala que el proceso electoral está "viciado de nulidad" porque se comprometió la base de datos con la que se realizó el conteo de votos de los comicios del pasado 20 de octubre. 

“Cuando una empresa, contratada por el Tribunal, le dice que todo el proceso es nulo ya no puede caber la más mínima duda de lo que debe hacerse”, señaló Mesa.

El planteamiento del opositor detalla que se debe declarar “vacantes” todos los cargos de vocales electorales tanto departamentales como nacionales, siendo reemplazados por “notables” y que ellos sean quienes elaboren una convocatoria a nuevos comicios.

La conferencia de prensa:


Abogó para que exista “un acuerdo estratégico entre los sectores movilizados y el Gobierno para la designación transparente de las nuevas autoridades electorales” y negó que exista diferencias con el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

“Como ustedes saben, nosotros estuvimos recibiendo al señor Camacho en el aeropuerto. Respeto la decisión de él que dijo que no quería participación de representantes políticos, pero eso no significa que estemos separados o con posiciones diferentes”, explicó.

Mesa enfatizó que no se debe prolongar el mandato de Morales, por lo que la nueva votación debería tener lugar antes del 22 de enero de 2020 e instó a que se mantengan las manifestaciones de manera pacífica.