Tras una dolorosa derrota con el Borussia Dortmund en la Liga de Campeones, el Inter reaccionó y ganó este sábado por 2-1 al Hellas Verona (9º) para colocarse líder provisional de la Serie A, con dos puntos más que la Juventus, que jugará el domingo.

El equipo de Antonio Conte, no obstante, tuvo que sufrir para lograr la victoria gracias a los goles del uruguayo Matías Vecino (65') y Nicolo Barella (83'), remontando el tanto inicial de Valerio Verre (19', de penal).

"He visto una respuesta importante tras lo ocurrido en Dortmund", destacó Conte, quien tras lo de Alemania se volvió a mostrar muy crítico con el club, al que acusa de no haber hecho en verano los fichajes que reclamó.

"Los chicos están haciendo algo importante. 31 puntos en 12 partidos en un buen bagaje", destacó el técnico.

"Ahora llega el parón (internacional) y vamos a descansar tras una victoria que nos da mucho entusiasmo y nos hace pensar que estamos en el camino correcto", concluyó el DT.

El encuentro para los interistas se complicó de entrada, cuando Verre transformó un penal cometido por el arquero esloveno Samir Handanovic.

No fue hasta pasada la hora de juego, cuando el Inter logró la igualada con un potente cabezazo de Vecino tras un centro desde la derecha de Valentino Lazaro (65').

Golazo de Barella

Y a siete para el final, Barella llevó el delirio a las gradas del Giuseppe Meazza con un disparo desde fuera del área que se coló por la escuadra del arco rival.

Con esta victoria, el Inter obliga a la Juventus a ganar el domingo al Milan (13º) paras recuperar el liderato.

En el primer partido del sábado, el Torino (11º) se impuso 4-0 en Brescia (19º), con un doblete del extremo navarro Alex Berenguer y otro del italiano Andrea Bellotti.

A los 26 minutos el 'Toro' ya dominaba 2-0 con sendos penales convertidos por Bellotti.

Pero el protagonista del choque fue el ex de Osasuna Berenguer, autor de otros dos goles desde su salida al césped superada la hora de partido, cuando los locales ya estaban con un hombre menos por la expulsión del checo Ales Mateju.

Berenguer estrenó su cuenta con un buen gol con la diestra tras una ruleta dentro del área (75'), y vertebró y finalizó una contra en el 81 en la que definió sólo ante el arquero.

El Torino puso así fin a una racha de seis partidos sin ganar, y de paso que infligió la primera derrota al nuevo entrenador del Brescia Fabio Grosso.