Escucha esta nota aquí

En una decisión personal y de forma escueta, el ministro de Minería, César Navarro confirmó a EL DEBER su renuncia al cargo que desempeñaba y dejó el gabinete ministerial.

La casa del ministro había sido quemada en la ciudad de Potosí y sus familiares atacados por los opositores que están levantados contra el gobierno.

Navarro fue diputado del MAS en el anterior periodo Constitucional y luego paso al Ejecutivo. Durante la Asamblea Constituyente también fue presionado en su natal Potosí y fue expulsado de esa ciudad.

La renuncia de Navarro se suma a la de René Joaquino, senador por Potosí, quien se aleja del cargo "por la humillación y masacre a mis compatriotas potosinos".

Con la renuncia de ambos, entre ayer y hoy, son nueve las personas que se alejan de sus cargos. Las salidas se dan en medio de una crisis política en la que varios sectores piden la renuncia del presidente Evo Morales tras las denuncias de fraude electoral en los comicios del 20 de octubre.