Cristiano Ronaldo no ocultó su bronca al ser sustituido por el técnico Mauricio Sarri en el clásico ante el Milan y se retiró de inmediato de las instalaciones del Allianz Stadium, donde se cumplió el clásico italiano con victoria para la Juventus por 1-0.

El crack luso fue sustituido en el minuto 55 y fue reemplazado por el argentino Paulo Dybala (77’), autor del gol del triunfo del campeón italiano.




Sarri buscó aplacar la situación y mencionó que Ronaldo jugó con molestias. “No hay problema con Cristiano. Al contrario, le agradezco porque jugó en condiciones no idóneas y luego lo reemplacé porque no estaba bien. Lo importante es que se ha puesto a disposición. Si se enoja cuando es retirado, esto es parte del juego”, sostuvo el técnico.