El diputado opositor Rafael Quispe, que hacía huelga de hambre en las afueras del Palacio de Gobierno, denunció que delincuentes "grupos de masistas" estaban intentando quemar su casa.

"Estoy bien hermanos. Tuve que salir corriendo", escribió en las redes sociales. En el mensaje, Quispe comentó que está a buen resguardo y que "delincuentes y grupo de masistas" intentaron quemar su casa. 

El diputado recibió comentarios de apoyo por la situación que está viviendo La Paz ante los conflictos desatados luego de las elecciones generales y la renuncia de Evo Morales. 

El tuit: