Evo Morales ya se encuentra en suelo mexicano tras un periplo que dio inicio la noche de este lunes y concluyó hoy al mediodía. Las gestiones del canciller de México, Marcelo Ebrard, para brindar asilo al expresidente boliviano incluyeron la solicitud de permiso a Perú para aterrizar en Lima y desde ahí conseguir las autorizaciones necesarias en Bolivia para poder recoger a Morales.

Según comentó Ebrard a la prensa mexicana, se había otorgado el permiso para entrar por Perú, pero al llegar al espacio aéreo por segunda vez les dijeron que no podrían recargar combustible, por lo que se tuvo que buscar otras alternativas.

En una entrevista al ministro de Relaciones Exteriores, Gustavo Meza-Cuadra, gentileza de RPP de Perú para EL DEBER, se menciona que el canciller mexicano mencionó valoraciones políticas por parte de Perú, las cuales impidieron que el avión de la Fuerza Aérea mexicana pudiera retornar por Perú. 

“La ruta que teníamos prevista para retornar era la misma, regresar por Lima y después salir hasta aguas internacionales y de ahí hasta México. Pero ya casi por salir a las 19:30, hora de México, el Gobierno de Perú, por vía de su canciller, me comunicó que por valoraciones políticas se suspendía ese permiso para bajar en Lima a recargar combustible y retornar a México”, afirmó Ebrard

El canciller peruano explicó la situación: “El pedido que teníamos era de sobrevuelo y aterrizaje en Lima. Eso fue concedido, como también el despegue con un nuevo permiso hacia Bolivia.  En ese momento, lamentablemente, por problemas que tuvieron, no se les otorgó el permiso en Bolivia y el avión tuvo que retornar a Lima, es decir que le volvió a dar un permiso nuevo de aterrizaje, a las 6:30 de la tarde. Luego, el avión espero por ese permiso y salió con la idea de que se iba a ir de Perú a recoger a Morales y de ahí se iba directamente a México. Luego se nos comunicó que la intención no era de ahí partir a México sino retornar a Perú parta hacer una escala técnica (recargar combustible) en Lima”, contó Meza-Cuadra

El diplomático aseguró que tuvo una conversación franca con el canciller mexicano y le preguntó que, ante esta segunda solicitud, si había la posibilidad de otra alternativa para realizar esa segunda escala. “Los permisos se otorgan por una sola vez por una sola ruta, el avión llegó a Lima. Luego fue a Bolivia. Horas después se dijo que ya tenían un nuevo lugar para ir a recargar combustible (Paraguay). Y de ahí se dirigieron al norte, no sin antes cruzar por el cielo peruano”, añadió.