Escucha esta nota aquí

Texto: Humberto Aillón 

Un grupo de policías y militares de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) se encuentra cercado por cocaleros en la localidad de Chimoré, en el trópico de Cochabamba.

De acuerdo con la denuncia de un uniformado que pidió reserva de su identidad, los cocaleros que exigen la restitución de Evo Morales en la Presidencia rodearon los campamentos y los amenazaron con ingresar si es que Jeanine Áñez no renuncia a la jefatura de Estado.

Debido al cerco de los productores de la hoja de coca, los uniformados que están en los 14 campamentos ubicados en la zona de Chimoré no pueden salir de esos lugares por temor a las agresiones de los aliados del MAS. Desde hace tres días no tienen alimentos, pues las personas de las empresas que se encargan de prestar ese servicio también son amenazadas por los cocaleros.

“Se alimentan con lo que pueden, pero el gran temor que hay es que la gente nos rebase”, dijo el uniformado.

El cerco a los policías de la FTC se da después de que los cocaleros del trópico anunciaran una movilización exigiendo la renuncia de Áñez y el retorno de Morales al país, que está en calidad de asilado en México.

Resguardo policial militar

En la jornada de ayer, el MAS movilizó grupos radicales para bloquear caminos, a fin de aislar a Cochabamba del oriente y occidente en rechazo al Gobierno de Áñez.

Como se tenía previsto, los efectivos militares y policiales fueron desplazados a varios puntos estratégicos de la ciudad para evitar la entrada al centro de la ciudad de los grupos radicales y los productores de la hoja de coca del trópico cochabambino.

Con el desplazamiento de los uniformados se intensificaron los puntos de control en la zona del puente Huayculi y el retén de la av. Blanco Galindo en el municipio de Quillacollo, lo que sorprendió a los ciudadanos. A raíz de ese operativo, 141 personas fueron arrestadas; también decomisaron Bs 85.000 y $us 30.000 en efectivo.

El vocero de la Felcc, Alexander Vargas, dijo que esas personas fueron arrestadas y acusadas por el delito de tenencia, porte y fabricación de artefactos explosivos. En la carretera a Santa Cruz, en el km 18, los uniformados arrestaron a Javier Espinosa y Hermán Rocha, pues en su poder se encontraron bazucas artesanales, flechas, petardos, hondas y machetes, por lo que serán puestos a disposición de la autoridad judicial. En Sacaba y en rutas al occidente también hubo control para vigilar y evitar el paso de personas.

Los sectores que exigen la restitución de Evo Morales y el respeto a la wiphala decidieron mantener los puntos de bloqueo en el ingreso de las principales carreteras troncales de Cochabamba, por lo que la terminal de buses suspendió la salida de los motorizados.

Los establecimientos educativos, universidades públicas y privadas suspendieron sus actividades, mientras que el municipio de Cercado también suspendió la atención por temor a convulsión.

Hay nueva gobernadora

Con la mayoría de votos, la asambleísta del MAS Esther Soria Gonzales fue elegida como gobernadora interina de Cochabamba tras la renuncia de Iván Canelas.

La sesión estaba prevista para las14:00 para elegir a la nueva autoridad departamental, pero se produjo un cuarto intermedio de media hora para tener el cuórum correspondiente.

Una vez iniciada la sesión, a las 14:30 se empezó con el orden del día como único punto la elección de la máxima autoridad del departamento. La votación terminó a favor de Esther Soria, con 16 votos a favor, siete en contra, uno blanco y otro nulo.