Escucha esta nota aquí

El comandante departamental de la Policía, Miguel Mercado, considera que los ataques que sufrió su unidad en Yapacaní y los enfrentamientos violentos registrados en Montero son propiciados por jóvenes entrenados en tácticas paramilitares. Ante esta situación pidió el asesoramiento de la Policía de Colombia para hacerles frente.

La sospecha de Mercado cobra fuerza tras identificar a un presunto exintegrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), identificado como Facundo Molares, y tras la captura de un colombiano, en la zona Tejada Sorzano, que supuestamente intentaba hacer volar las válvulas de gas.

Mercado, en entrevista con Unitel, dijo que en Yapacaní existen activistas radicales, jóvenes que llegan de otras comunidades a causar zozobra, que atacaron y sustrajeron armamento de la Policía, calificando que esta táctica es característica de los grupos subversivos colombianos.

“Hemos pedido el asesoramiento de la Policía Nacional de Colombia para que expertos vengan y nos asesoren en el tema de la subversión de la guerrilla, del ejército guerrillero en Colombia. Hay ataques sistemáticos con explosivos y bombas caseras contra instituciones policiales, tenemos la presencia de jóvenes entrenados con tácticas paramilitares actuando con maniobras, eso llama la atención”, declaró Mercado.

Por otra parte, el jefe de la Policía cruceña resaltó que en Chapare existen grupos violentos que han intimidado a la población que no está de acuerdo con generar violencia. “Yo he trabajado mucho tiempo en Chapare y sé que hay pobladores que son personas honestas y de buen vivir, pero parece que han envenenado a un grupo, especialmente a jóvenes”.