Escucha esta nota aquí

La artista cruceña Nadia Callaú partió hace un mes a la ciudad de La Paz para realizar una residencia en el espacio Materia Gris, que dirige la curadora paceña María Teresa Rojas, tiempo en el cual estuvo trabajando en una obra cuya temática principal fueron los problemas de género e identidad en Bolivia. Con Callaú estuvo el artista Álvaro Manzano, y ambos decidieron titular estos proyectos Simulacro de obra (las apariencias empañan).

Rojas mencionó que ambos artistas investigaron sobre las apariencias, los roles impuestos, los secretos, los prejuicios y los estereotipos. “La residencia contó con secciones abiertas a otros artistas dos días a la semana, para discutir estas referencias teóricas y estéticas”, indicó Rojas.

La obra
El resultado de estos días en la residencia, para Nadia Callú, fue la producción de un video-performance en el que denuncia el estereotipo que existe hacia la mujer cruceña desde otros departamentos de Bolivia.

“Es una obra muy personal, es una obra de denuncia sobre el papel que le endilgan a la mujer en Santa Cruz, el referente dominante de cómo tiene que ser una mujer. Es un cuestionamiento a lo que quieren que sea una mujer: reproductora y miss de belleza”, explicó Callaú desde La Paz.

En el video-performance, Callaú se come una de las láminas estudiantiles que fue motivo de polémica en mayo, ya que describía cómo eran las madres de las tres zonas geográficas de Bolivia, pero mencionando que la mujer de los llanos orientales era superficial y descuidada con sus hijos.

Callaú es la primera artista cruceña que asiste a la residencia Materia Gris, y espera que esto le abra puertas a otros, porque para ella fue una experiencia única, en la que todo el tiempo estuvo trabajando con Rojas, la curadora.

Trabajo juntos
Por su parte, Álvaro Manzano presentó una performance de arte-objeto en el que los secretos guardados eran el tema principal, y como estos se representaban en el silencio