Las Federaciones Sindicales de Comunidades Interculturales, institución afín al Movimiento al Socialismo (MAS), continúa con la medida de bloqueos en poblaciones asentadas en la ruta que conecta Santa Cruz con Beni.

Es así que desde el miércoles en la madrugada, luego de que se suspendiera el paro cívico en Santa Cruz que se sostuvo por 21 días, los interculturlaes de San Julián, Cuatro Cañadas y Los Troncos, instalaron puntos de bloqueos que se mantenían hasta anoche.

Los pedidos de estos movimientos son prácticamente los mismos que del resto de los movilizados del país, es decir, que se oponen a que la senadora Jeanine Áñez haya asumido la presidencia del país, y piden el retorno al poder de Evo Morales, que renunció al cargo el pasado domingo y pidió asilo en México.

Los perjuicios de los bloqueos en la zona se empiezan a sentir, como comentó a EL DEBER un productor de Cuatro Cañadas, que indicó que se están perjudicando como pueblo, puesto que esa es una zona soyera y actualmente están en época de siembra, lo que en esas condiciones no pueden ejecutar.

Por otro lado, en Guarayos el punto de bloqueo es en Cerro Chico, a 50 kilómetros de Ascensión, en la ruta hacia Beni.