Escucha esta nota aquí

La ministra de Relaciones Exteriores, Karen Longaric, exhortó ayer a la comunidad internacional no tener “posiciones hostiles” respecto al proceso democrático que impulsa el país y que se respete el principio de no injerencia en los asuntos internos.

“Son muy fuertes los lazos que nos unen con nuestros vecinos y la comunidad internacional en general, por eso estoy segura que la comunidad no abandonará a Bolivia en estas horas críticas de lucha y transición democrática”, aseguró la autoridad durante el acto donde recibió el saludo protocolar del cuerpo diplomático acreditado en Bolivia.

Por su lado, el secretario General de la OEA, Luis Almagro, informó ayer, vía Twitter, que se comunicó con la presidenta interina Jeanine Áñez y le ofreció su apoyo en la realización de las nuevas elecciones nacionales. Asimismo, reiteró su llamado a pacificar Bolivia. /ANF

El Gobierno boliviano informó ayer sobre su retiro de la  Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y cesó a un 80% de los embajadores que había designado en el periodo de Evo Morales, considerando que fueron elegidos por criterios políticos.

La canciller Karen Longaric se pronunció después de que Diego Pary manifestó desde Nicaragua que seguirá ejerciendo como Ministro de Relaciones Exteriores, y participó de una reunión del Consejo Político de la ALBA.

La canciller señaló también  que ya se ha cesado en sus funciones a Sacha Llorenti en la ONU y Ariana Campero en Cuba, pero también a un 80% de los embajadores.