Escucha esta nota aquí

La industria manufacturera nacional, en particular, las empresas que están asentadas en los departamentos de La Paz, Oruro y Cochabamba, se han declarado en “estado de alarma” por la falta de gas, que amenaza con la paralización de las actividades productivas.

El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, manifestó que tratará de reunirse con carácter de urgencia con el Ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, para brindarle una relación pormenorizada de los problemas que atraviesa la industria manufacturera nacional.

La industria nacional está trabajando al borde del mínimo por la falta de gas y de continuar el desabastecimiento se prevé una paralización casi total en La Paz, Cochabamba y Oruro”, explicó el representante empresarial, a través de un comunicado de prensa.

Blazicevic hizo un llamado para que las autoridades gubernamentales, en particular del área de hidrocarburos planifiquen y ejecuten un plan de emergencia a la brevedad posible para proveer gas a las industrias en los tres departamentos.

El sector industrial manufacturero consume el 51% del gas natural en Bolivia, insumo principal para la fabricación de productos en el sector alimentos, bebidas, metalmecánica, farmacéutica, muebles, entre otros.

El estatal YPFB anunció el miércoles pasado que el gasoducto Carrasco – Cochabamba, que transporta gas natural a los departamentos de Cochabamba, Oruro y La Paz, dejó de operar por una “intempestiva caída de presión”, lo que derivó en una suspensión de la provisión de gas a las industrias manufactureras en el occidente del país.