Escucha esta nota aquí

Texto: H. Aillon 


“Chapare amigo, el pueblo está contigo y Chapare no está solo”, eran parte de los gritos que emitían los marchistas de la zona sur de la ciudad de Cochabamba que respaldaron ayer a los cocaleros que intentan ingresar al centro para exigir la renuncia de la presidenta transitoria Jeanine Áñez y para pedir el retorno de Evo Morales, que renunció a sus funciones el domingo 10 de noviembre.

Por la tarde, la tensión creció en el kilómetro tres y medio, carretera a Sacaba, donde se mantuvieron los cocaleros. Al final de la jornada hubo enfrentamientos y la Policía se vio obligada a usar gases lacrimógenos. Hubo personas arrestadas, y entre las requisas se encontró uniforme policial y granadas de gases lacrimógenos.

La refriega comenzó después que un grupo de jóvenes atacó con piedras y petardos a los uniformados que custodiaban el lugar. Sobre la avenida Villazón, donde se dieron los enfrentamientos, quedaron ardiendo llantas y otros objetos colocados por los marchistas, lo que obligó a los bomberos a combatir las llamas para habilitar la vía y permitir la transitabilidad.

Los manifestantes afines al MAS portaron banderas con crespones negros por los nueve fallecidos del viernes, en los enfrentamientos ocurridos en Sacaba.

Hasta ese tramo de la avenida Villazón llegaron los marchistas desde la zona sur. Por la mañana se registró una numerosa movilización de este mismo sector que llegó hasta la plaza 14 de Septiembre, donde entonaron el himno nacional y dieron vueltas por el casco viejo y luego se desplazaron hasta este punto para apoyar a los cocaleros.

Los marchistas llegaron con alimentos para los cocaleros. La Policía mantiene el control a todos los que cruzan el lugar, lo que ha permitido encontrar a personas con altas sumas de dinero.

El comandante departamental de la Policía de Cochabamba, Jaime Zurita, dijo que respetan la movilización pacífica y solo se actúa cuando se cometen excesos.

En Sacaba y la zona sur han sido suspendidas las clases, debido a los últimos conflictos. Mientras que en la zona norte y centro de la ciudad de Cochabamba, los estudiantes pasan clases.

En la terminal cochabambina se mantienen suspendidas las salidas de buses, porque hay bloqueos en distintos puntos que tienen cercada la ciudad, lo que también está provocando el desabastecimiento en los mercados y el aumento en los precios de las verduras.

Investigación

El vocero de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Alexander Vargas, confirmó la aprehensión de dos personas involucradas en el saqueo y la quema de la Estación Policial Integral (EPI) de la zona Alalay, de la ciudad de Cochabamba.

“Dos personas identificadas como Sandro J.A., de 29 años, y Alexander R.J., de 21 años, habrían sustraído un radio de comunicación de propiedad de un funcionario policial, al cual habrían agredido minutos antes (...), se logró aprehender a esas dos personas y fueron conducidos a estas dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen por robo de equipo policial”, informó a los periodistas.

Recordó que el ataque a la EPI se registró cerca de la medianoche del domingo, por una turba de personas que portaban palos y artefactos explosivos.

“Los involucrados han sido remitidos al Ministerio Público en calidad de aprehendidos”, agregó.

Pérdidas

El presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba, Javier Bellot, informó que los afiliados a ese sector tuvieron pérdidas calculadas en Bs 1.617 millones durante casi un mes del conflicto político-social que se registra en el país.

Manifestó que varias empresas tuvieron que paralizar sus actividades por la reducción de la provisión de gas natural, debido a la ruptura en movilizaciones del gasoducto La Paz-Cochabamba y la falta de insumos para sus procesos productivos.