Los fiscales de la Operación Lava Jato acusaron ayer al ex presidente paraguayo Horacio Cartes (2013-2018), sobre el que pesa una orden de prisión dictada por la Justicia brasileña, de integrar el “núcleo político” de una banda dedicada al lavado de dinero, entre otras actividades delictivas, y que opera en ambos países.

“Cartes es parte del núcleo político” del brazo paraguayo de una organización en la que también figuran “otros empresarios y la familia Mota, vinculada al contrabando de cigarros, drogas y armas”, señalaron los fiscales de la Operación anticorrupción Lava Jato.

Un juez de Río de Janeiro decretó prisión preventiva para Cartes, actualmente senador vitalicio en Paraguay, por auxiliar a Darío Messer, considerado como el “mayor cambista de Brasil”. (AFP)