Hace menos de un mes, Lupillo Rivera se dijo muy enamorado de la cantante Belinda dentro del programa de internet Chisme no like con los periodistas Javier Ceriani y Elisa Beristain. Pero en un reciente video, Rivera reveló que debido a un chantaje habló de la relación.

El mexicano grabó un video en el que explicó que a pesar de que habría consecuencias negativas en su relación con la cantante tuvo que hablar de ella debido a la amenaza por parte de los conductores de sacar un video íntimo.

“Esa vez nos atoraron, esa vez me atoraron con un video. Me dijeron: ‘Lupe, necesitamos hablar de esto, porque puede salir este video. Así de fácil’. Y dije que tenía que decirlo aunque se enoje (Belinda) y se enojó. No hay problema, que se enoje, pero también hasta ese punto la llegué a proteger”, declaró el cantante a través de su video.

También dijo que lo hizo para proteger la imagen de su amada, y por eso nunca habló de manera negativa de ella. Agregó que no tocó el tema por conseguir más fama, ya que él no la necesita.

Sin embargo, el conductor del programa De Primera ManoGustavo Adolfo Infante, aseguró que fueron en realidad Belinda y Lupillo quienes chantajearon a los periodistas de entretenimiento.

En entrevista con Infante, los periodistas explicaron que ellos eran las víctimas, ya que pensaron que tenían la historia en exclusiva.

“Nosotros con Elisa fuimos los que sacamos la exclusiva de que Lupillo y Belinda estaban juntos. Si Lupillo viene a dar una entrevista, lo mínimo que esperamos es que diga la verdad”, dijo Ceriani.

Además, el periodista narró que Belinda los extorsionó a ellos, debido a que la también actriz se comprometió a actuar en unos premios en Dallas. Sin embargo, de último minuto, la cantante amenazó con no hacer su aparición a menos que los periodistas no bajaran el video de las redes sociales.

“Decide utilizar esto para extorsionar a dos periodistas de Estados Unidos como Elisa y yo. Que si no bajaban la entrevista de Lupillo Rivera, y todos los videos, entonces no salía a cantar”, narró Ceriani.

“Nos puso entre la espada y la pared, y ahí no paró. Secuestró a mi productor, (Arturo) Stransky, privándolo de su libertad, reteniéndolo junto con toda su gente. (Les prohibieron) salir hasta que borráramos los videos que teníamos en nuestro canal de YouTube Chisme No Like”, agregó Beristain.