Escucha esta nota aquí

El Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia aplazó este lunes por diez días el inicio del juicio a un exministro de Defensa y ocho exmiembros de las Fuerzas Armadas por  la supuesta entrega irregular de misiles fabricados en China a EE.UU. para su desactivación, informaron fuentes judiciales.

El proceso debía comenzar este lunes en la ciudad sureña de Sucre, capital constitucional de Bolivia y sede del órgano judicial, pero fue aplazado por la ausencia de uno de los abogados defensores de los acusados, informó el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, en un comunicado de su despacho.

El jurista ausente es Adolfo Sosa Mora, quien recibió la notificación del juicio pero no pudo asistir por motivos personales, por lo que la audiencia fue aplazada al martes 21 de abril. 

Fiscalía pide celeridad

El fiscal general, Ramiro Guerrero expresó su deseo de que el juicio se efectúe "en el marco de la celeridad, siempre guardando el debido proceso". 

Los misiles tierra-aire HN-5A que centran el caso fueron
comprados por Bolivia a China en 1996 y entregados nueve años
después a la embajada de Estados Unidos en La Paz para su
desactivación con el argumento de que estaban obsoletos.

El actual Gobierno, presidido por Evo Morales, considera que ese
armamento no estaba inservible. 


Entre los imputados se encuentran el exministro de Defensa Gonzalo Méndez, el excomandante en jefe de las Fuerzas Armadas Marco
Antonio Justiniano y el excomandante en jefe del Ejército y
exsenador opositor Marcelo Antezana.

También ha sido imputado el exjefe militar Gonzalo Rocabado, quien cumple una pena de 10 años de prisión por reprimir violentamente una ola de protestas en octubre de 2003.

Los acusados deben responder, según cada caso, de los delitos de "sometimiento total o parcial de la Nación a dominio extranjero",
incumplimiento de deberes, revelación de secretos y resoluciones
contrarias a la Constitución.

Se declararon a dos en rebeldía
Gonzalo Méndez y Antonio ustiniano fueron declarados rebeldes este lunes al no haberse presentado al inicio del juicio.

El expresidente boliviano Eduardo Rodríguez Veltzé (2005-2006)
fue incluido inicialmente en el proceso, aunque el Legislativo lo
exoneró en 2012.

Rodríguez Veltzé es actualmente el agente de Bolivia ante la
Corte Internacional de Justicia
de La Haya en la demanda que el país
andino presentó en ese tribunal en busca de un fallo que obligue a
Chile a negociar la centenaria reclamación marítima boliviana.