Personal de Cuba que sin tener estudios en medicina ganaba como un médico profesional, tenía cubiertos viáticos diarios y gastos de viajes al interior del país, son algunas de las irregularidades en la misión de médicos cubanos en Bolivia que ha denunciado este jueves el ministro de Salud, Aníbal Cruz.

Doce días después de que unos 700 supuestos médicos cubanos abandonaran Bolivia como parte de un acuerdo diplomático con Cuba (luego de que cuatro de ellos fueran vinculados con las protestas sociales en el país a favor de Evo Morales, tras su renuncia y posterior salida a México), Cruz denunció que los registros digitales de estas brigadas médicas han sido dañados y que -hasta el momento- solo se han podido recuperar documentos impresos.

El ministro Cruz, en entrevista con la red Unitel, explicó de los 702 cubanos que tenían ítems, solo 205 eran profesionales en salud. El resto se desempeñaba como choferes o técnicos, pero tenían asignados salarios de $us 1.032.

Cruz hizo notar que a los cubanos no se les pagaba personalmente. El acuerdo que estableció el gobierno de Morales con el de Cuba es que el dinero lo recibían dos personas que formaban parte de la misión y eran quienes debían hacer el pago respectivo.

Esas dos personas ya abandonaron el país el 16 de noviembre, cuando Cuba envió aeronaves para retirar a sus connacionales de Bolivia. Esto luego de que tres cubanos, dos hombres y una mujer, fueran detenidos en El Alto con Bs 90.000 en una mochila tras ser denunciados de pagar a simpatizantes del MAS para que se unan a las protestas en defensa del expresidente Evo Morales.

Viáticos

El ministro de Salud también informó que gracias a los documentos encontrados se pudo conocer que el Gobierno saliente destinaba Bs 28 por día para cada supuesto médico cubano y que los gastos de transporte, cuando debían desplazarse de un lugar a otro en el interior de Bolivia, también eran cubiertos.

“Este año se ha utilizado aproximadamente 78 millones 764 mil 889 bolivianos (para la misión de médicos cubanos) y se ha pagado por estos súbditos 53 millones 121 mil bolivianos”, sostuvo Cruz a tiempo de agregar que “en vez de ayuda económica al país (esto) era un daño, pero beneficiaba económicamente a Cuba”.

Auditorías

La autoridad de Salud también informó que se ha instruido una auditoría en esa cartera de Gobierno para establecer cómo operaba la misión cubana y el costo económico que representaba para el Estado boliviano. Dicha auditoría también abarcará a los Servicios Departamentales de Salud (Salud).

La representación diplomática de Cuba en Bolivia, cuando fue contactada por esta casa periodística, no emitió ninguna declaración sobre lo informado por el ministro de Salud.