Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Ante las distintas denuncias por el aumento en el cobro del consumo eléctrico, que en algunos casos se quintuplicó, la Cooperativa de Electrificación Rural (CRE) determinó frenar el cobro de las facturas de noviembre hasta no contar con un nuevo cuadro tarifario, que debe ser menor al actual, y que está siendo elaborado por la Autoridad de Electricidad y Tecnología Nuclear (AETN).

Amilkar Jaldín, jefe de prensa de la CRE, explicó que para encontrar una solución a la demanda de algunos usuarios, en la reunión que mantuvieron, la noche del martes, en el Comité pro Santa Cruz, consensuaron con los representantes del Comité de Defensa de los Socios y Consumidores de Servicios, dejar en suspenso el cobro de la factura de noviembre hasta que la entidad reguladora autorice la nueva escala tarifaria.

Jaldín remarcó que en esta coyuntura no existe ningún incremento en el precio de las tarifas, si no que el consumo se disparó debido a las altas temperaturas de octubre y noviembre y reiteró que la CRE no puede subir los costos, pues eso lo determina la AETN.

“Esperamos que en estos días los encargados de las nuevas tarifas elaboren otras con rebajas incluidas que serán aplicadas a noviembre y con seguridad que los montos serán menores y a las personas que hayan pagado en ese periodo se les devolverá la diferencia”, sostuvo Jaldín.

Cabe recordar que Javier Melgar, gerente comercial de la CRE, señaló que por el paro cívico, entre octubre y noviembre, no se pudo hacer la lectura de 250.000 medidores por lo que se optó por hacer un promedio tomando en cuenta el consumo de los anteriores seis meses, algo que cuestionan algunos usuarios que recibieron sus facturas con grandes incrementos.

Entre el sí y el no

Ante esta determinación, los usuarios tuvieron distintas reacciones, algunos rechazaron cualquier cobro de noviembre, otros exigen que también se tome en cuenta octubre, porque consideran que en ese mes tampoco se hizo la lectura de los medidores, y otros estarán en vigilia y verán a cuánto llega el descuento de noviembre y si éste está en relación con los pagos promedio realizados los meses anteriores.

Mientras estas eran las reacciones, un grupo de los vecinos realizó una marcha hacia la Plaza 24 de Septiembre en donde hubo cruce de insultos con otros sectores en los que se colaron los gritos de índole político y las acusaciones de querer mantener la actual situación tarifaria.

Alrededor del mediodía, en las puertas de la oficina central de la CRE, se instaló un colchón y tres mujeres iniciaron una huelga de hambre con la consigna de mantener la medida extrema hasta que el problema se solucione.

La Alcaldía interviene

Jorge Landívar, secretario de Gestión Institucional del Gobierno Municipal, aclaró que no es el Comité pro Santa Cruz la institución llamada a defender a las personas afectadas, sino que es un mediador y que es el Consejo Municipal el encargado de proteger al ciudadano.

Por ello, Landívar indicó que enviaron una carta a la CRE para que mañana funcionarios de la cooperativa participen de una audiencia pública y expliquen técnicamente esta situación, pues a su criterio hay algunas dudas razonables en la base de datos de la entidad que se deben explicar.

A su vez, la Asamblea Legislativa de Santa Cruz conformó una comisión especial que será le encargada de pedir información a la CRE. Mariela Paniagua, presidente en ejercicio del ente cruceño, manifestó que es necesario conocer los motivos por los que han subido los precios de las tarifas que han causado molestia.