Escucha esta nota aquí

Jerjes Justiniano retornó ayer a Santa Cruz un día después de que fuera destituido sorpresivamente del Ministerio de la Presidencia. Manifestó que será parte del equipo de campaña de Luis Fernando Camacho, con miras a las próximas elecciones, pero asegura que su salida se debe a cálculos políticos por la aspiración de la presidenta transitoria Jeanine Áñez de ser candidata. El Gobierno califica como descabelladas e infundadas las declaraciones de ahora exministro.

El martes, Áñez posesionó a Yerko Núñez en el Ministerio de la Presidencia. Este cambio se produjo en medio de cuestionamientos contra Justiniano por una denuncia de coacción sentada por el exviceministro de Comunicación Danilo Romano, y otra por supuesta ‘injerencia’ en el proceso judicial por una violación grupal en el denominado caso ‘Manada’.

Justiniano duda mucho que la decisión de sacarlo del gabinete guarde relación con esas denuncias que circularon por las redes sociales. Primero, porque en el caso del viceministro se hicieron las aclaraciones respectivas. Y en las presuntas injerencias en la justicia, dijo que no hubo ni una sola denuncia formal y advirtió que abrirá proceso contra esa fiscal.

“Si el accionar de la presidenta va a estar marcado por las redes sociales, cuando empiece la campaña electoral van a dispararse dardos contra muchos ministros, entonces cada vez que haya una relevancia en las redes tendrá que cambiar a un ministro. Por eso creo que obedece a un cálculo político”, dijo.

Justiniano considera que a Áñez “se le endulzaron los oídos con la posibilidad de que vaya a ser candidata a la Presidencia”, y ese ministerio se convierte en un brazo articulador de la campaña.

El abogado reconoció que en realidad no tiene certeza de las razones de su salida del gabinete porque Áñez no le responde sus mensajes, pero se ratificó en que la intención de la presidenta sería postularse en la próxima elección.

Señaló que, siendo parte del gabinete, Áñez no expresó la posibilidad de postularse, pero aseveró que con sus últimas manifestaciones públicas “ella prácticamente se está lanzando como candidata”.

Explicó que la importancia del Ministerio de la Presidencia en el tema electoral radica en que cuenta con una “billetera creada por el MAS de Bs 2.700 millones para hacer campaña”, declaró el exministro en Erbol.

Justiniano considera que una candidatura de Áñez sería una decisión política equivocada, porque se pondrá en tela de juicio la transparencia del proceso electoral, habiendo designado ella a delegados en los tribunales electorales. Recalcó que es un “pésimo cálculo político de ella y del entorno que la está rodeando en este momento”.

Justiniano criticó que Áñez haya decidido cambiarlo del cargo de ministro, tras la presión generada en las redes sociales y por las declaraciones de un exviceministro. Tildó la decisión de la mandataria como “muy superficial, vana, infantil”, ante esa situación. 

Sobre el tema, en el programa No Mentiras después del cambio de ministro, la presidenta Áñez dijo que “todos (su gabinete), igual que yo, no estamos pensando ni estamos haciendo un cálculo político, estamos pensando en la demanda ciudadana... personas reconocidas para este proceso electoral y elecciones generales transparentes, ese es el compromiso del Gobierno”, aclaró.

Cayó por sorpresa

Justiniano dijo que alrededor de las 15:00 del martes, supo del posible cambio por “boca de Luis Fernando Camacho”, que le indicó que la presidenta le informó de que tenía mucha presión y que lo cambiaría de ese puesto.

Desde ese momento intentó comunicarse con Áñez para saber lo que sucedía, pero no tuvo suerte. Relató que se encontraba reunido con la COB y el sector sindicalizado de los mineros, cuando una persona le dice: ‘Le cuento que acaban de posesionar al nuevo ministro de la Presidencia’. Eso lo llevó a concluir de inmediato el encuentro, indicando que cuando comenzó la reunión era parte del gabinete, pero que en ese momento ya no tenía la potestad para seguir.

Remarcó que intentó comunicarse con Áñez, pero no le respondió. Espera que en algún momento ella explique los motivos que la llevaron a tomar esa decisión.

Descartan una postulación

Consultado el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, dijo que está totalmente descartada una postulación de Áñez a la Presidencia.

“Es totalmente descartado y descabellado, porque ella no tiene ninguna intención de postularse. Hemos sido claros desde el inicio, que esta es una gestión de transición, donde el único objetivo es convocar a elecciones, a promulgar la ley para elegir al Órgano Electoral de la manera más transparentemente posible. No existe ninguna posibilidad de poderse postular”, enfatizó Núñez.

Respecto a una “supuesta billetera en su ministerio para hacer campaña, dijo que está recopilando información y si hay algún acto irregular, la población será la primera en conocer dicha irregularidad. 

“En 14 años se dedicaron a hacer campaña en vez de hacer gestión pública, por eso son las denuncias que hemos hecho a lo largo de este tiempo. En los días que estuve en el Ministerio de Obras Públicas, también denunciamos el despilfarro que hubo de los recursos de los bolivianos”, indicó Núñez.

Las reacciones

La salida de Justiniano del gabinete de la presidenta Jeanine Añez causó diferentes reacciones entre los legisladores. Unos aplauden la decisión de la primera mandataria y afines al MAS ven “crisis” y “debilidad” en el Gobierno transitorio.

El diputado Amílcar Barral, de UD, dijo que el alejamiento de Justiniano es una decisión “saludable”, después de que la exautoridad recibió una ola de críticas por su forma de actuar. Cree que con esa determinación el Gobierno transitorio está mostrando “carácter” y “fortaleza”, a diferencia del anterior que era presidido por Evo Morales, que mantenía a sus ministros pese a las denuncias “graves” de corrupción.

A su turno, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque (MAS), calificó como una buena decisión del Gobierno alejar a personas que quieren aprovechar de su cargo para beneficiar a otros. Sin embargo, dijo que ese hecho marca la primera crisis en el mando de Áñez.

Campaña con Camacho

Justiniano aseguró ayer que se incorporará al equipo de trabajo de Luis Fernando Camacho, sin especificar las funciones.

El expresidente del Comité pro Santa Cruz se reunió ayer con el líder del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Marco Antonio Pumari, para concretar el acuerdo con miras a las elecciones generales anunciadas para el próximo año.

“Confirmado. Hoy fue un día lleno de bendiciones”, escribió Camacho en su cuenta de Facebook en medio de las versiones que circularon por las redes sociales sobre un acuerdo con Pumari.

Desde Potosí, el vicepresidente de Comcipo, Juan Carlos Manuel, dijo que en caso de una alianza, Pumari debe asumir la candidatura a la Presidencia.