Escucha esta nota aquí

El Servicio Nacional de Hidrología y Meteorología (Senamhi) emitió una alerta hidrológica naranja para los departamentos de Beni, Cochabamba y La Paz. La intensidad de las lluvias provocará crecidas en las cuencas altas del río Mamoré, afectando a varios afluentes.

El reporte señala que los ríos en los que se prevé crecidas serán: Maniqui en Beni, afectando a San Borja y comunidades cercanas. En Cochabamba, Ichilo, con riesgo de desbordes en Puerto Villarroel, Puerto Grethel, Entre Ríos, Bulo Bulo y comunidades cercanas. Chapare, con efectos en Villa Tunari y Sinahota; también se advierte crecidas en el río Ivirgarzama, Chimoré y Mizque.

En el caso de La Paz, en el norte paceño y los Yungas se prevén crecidas en los ríos Mapiri, Tipuani, Alto Beni y Boopi. Los municipios Guanay, Palos Blancos y La Asunta.

En Santa Cruz, la página web del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi) muestra normalidad en los niveles de todos los ríos a los que realiza monitoreo: Parapetí, Yapacaní, Ichilo, Piraí y Grande.

Dejará de llover el viernes en Santa Cruz

El Senamhi pronostica que este viernes los cielos estarán nublados en Santa Cruz, pero dejará de llover. La temperatura mínima será de 21 grados y la máxima de 30, con un 62% de humedad relativa en el ambiente y ráfagas de viento que alcanzarán los 10 kilómetros por hora con dirección norte.

El sábado el panorama será similar, con cielos nublados, pero sin lluvias, las cuales regresarán el domingo, según la previsión meteorológica.

Unidad de emergencia activa

La Unidad de Emergencia Municipal (UEM) de Santa Cruz activó el jueves su sistema de monitoreo y atención temprana de emergencias que se reporten por la lluvia que se registra desde la madrugada en esa urbe, informó el director de esa institución, Roxney Borda.

"Se está haciendo el monitoreo correspondiente, las centrales de emergencia están atentas y listas con el personal de emergencia, hasta el momento no hemos registrado ningún tipo de alarma, pero tenemos personal y equipo para atender inmediatamente ante cualquier llamado", informó a los periodistas.

Borda detalló que la lluvia rebasa los 40 litros por metro cúbico, sin embargo, las torrenteras y los canales cumplen su funcionalidad de forma eficiente, lo que impide inundaciones en barrios y zonas vulnerables.