Escucha esta nota aquí

“No me queda duda que el Gobierno anterior orquestó un crimen de magnitudes escandalosas”, afirmó la mañana de este jueves la presidenta transitoria, Jeanine Áñez, acerca del informe final de la OEA sobre la auditoría a las elecciones generales del 20 de octubre, que ratifica que se cometió fraude a favor del MAS.

La jefa interina de Estado sostuvo que Evo Morales tuvo que recurrir al fraude porque sabía que no podía ganar los comicios y criticó duramente que la anterior administración pretendiera manipular la voluntad de la población en las urnas.

Áñez destacó las agallas de la población para hacerle frente al MAS y dijo, que, tras leer el documento del organismo internacional, pudo “confirmar que el Gobierno de Evo Morales no tuvo escrúpulos para burlarse de los bolivianos”.

La titular reiteró que su meta es lograr la pacificación del país y la reconciliación entre bolivianos, reiterando que se irán a nuevos comicios de forma transparente y con nuevas autoridades electorales.

Arturo Murillo, ministro de Gobierno, también se pronunció respecto a los resultados de la auditoría de la OEA, señalando que es “nefasto para el señor Evo Morales y para su partido”, agregando que el ahora expresidente “pudo salir por la puerta grande, pero lamentablemente salió como un ladrón de la democracia”.

Mientras que el alcalde de La Paz, Luis Revilla, considera que el documento es suficientemente claro, debido a que detalla manipulación de actas y transmisiones a servidores no autorizados, aspectos que demuestran “un fraude descomunal”, por el cual, a su juicio, se debe sancionar a todos los responsables.