Escucha esta nota aquí

William Zolá - Sucre

El gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu (MAS), fue enviado este jueves con detención preventiva al penal de San Roque por decisión de los vocales de turno del Tribunal Departamental de Justicia, luego de revocar la resolución de la jueza Anticorrupción Odalys Serrano, que hace una semana dispuso la detención domiciliaria de la autoridad.

La decisión fue asumida después de casi tres horas de audiencia en la que los vocales establecieron que existe probabilidad de que Urquizu es el autor de los delitos de abandono del cargo, incumplimiento de deberes y uso indebido de bienes públicos, además de los riesgos procesales de posible fuga.

El gobernador había presentado su renuncia al cargo el pasado 10 de noviembre, pero luego la retiró asegurando que había firmado la carta bajo presión, en medio del conflicto que derivó en la renuncia de Evo Morales.

Urquizu se encuentra con vacación del cargo de gobernador hasta el 2 de enero de próximo año, pero si continúa en la cárcel no podrá reasumir sus funciones.