Escucha esta nota aquí

La Editorial del Estado fue utilizada para producir material para la campaña electoral del expresidente Evo Morales y era pagada por los ministerios, según denunció la ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga. La autoridad anunció la presentación de una denuncia ante el Ministerio Público contra la exgerenta de la entidad pública, Amanda Dávila.  

"Se detectó órdenes de trabajo, afiches, agendas y calendarios del MAS-IPSP y lo más aberrante es que estos materiales eran facturados a diversos ministerios y pagados por los mismos. Se encuentran varios ministerios que mandaron a hacer este tipo de materiales para la campaña electoral de Evo Morales", dijo la ministra en conferencia de prensa, según reportó la agencia estatal ABI.

Lizárraga indicó que en este caso también está involucrada la hija del exmandatario, Eva Liz Morales, y Óscar Silva, padre de la diputada del MAS, Valeria Silva.

A su turno, el actual gerente ejecutivo de la Editorial del Estado, Oswaldo Rojas, dijo que Dávila es acusada por los delitos de daño económico al Estado, uso indebido de bienes del Estado y uso indebido de influencias, que pueden derivar en otros ilícitos como asociación delictuosa, previa investigación del Ministerio Público.

 "Se ha utilizado esta entidad estatal para coordinar la campaña del MAS, entonces podemos ver que hubo un uso de los bienes del Estado, completamente indebido y a criterio de mi persona es muy irresponsable", indicó.