Escucha esta nota aquí

El gobernador Rubén Costas inauguró ayer la segunda fase de la carretera Rincón de Palometas- Portachuelo, de 29,65 km, obra que demandó una inversión de Bs 117,3 millones

Esta vía, que conecta a Santa Cruz con Beni y que los portachueleños llamaban ‘la ruta de los pioneros’, pues en época de lluvia se tornaba intransitable, hoy está totalmente pavimentada. La obra beneficiará a 23.500 pobladores de los municipios de Portachuelo, Santa Rosa del Sara y a productores del Norte integrado.

Durante la entrega de la obra, Costas dijo que hay que dar condiciones a todos los cruceños, nacidos y no nacidos en esta tierra. “Debemos tener lo mínimo para una vida digna: agua potable, luz, caminos estables”, manifestó y señaló que en 2020 se iniciará la construcción de la tercera fase de la vía, que conectará Loma Alta- Rincón de Palometas y llevará el nombre de Gróver Égüez Méndez.

Al despedirse, Costas reiteró que no se repostulará a la Gobernación, y agradeció a la gente de las provincias que lo apoyó. “Me voy tranquilo y feliz. Estas manos están limpias, no solo por haber conducido a mi pueblo a las autonomías, al progreso y desarrollo (…). Estas manos están felices de nunca haber reprimido a nadie en estos 14 años, y porque no tienen una mancha de sangre. Eso es lo que hace un hombre de paz, de campo y que ama a su gente y a su tierra”, expresó.