Escucha esta nota aquí

Siempre vigente a lo largo de 107 años de historia. Así se ha mantenido Industrias Venado en la mesa de los bolivianos. Eduardo Rocha Cabrera, el CEO de esta emblemática marca de productos alimenticios, habla de la innovación y calidad que subyacen en la filosofía empresarial.

Fundada en 1912, Industrias Venado comenzó produciendo alcohol a partir del maíz, hasta que la caña de azúcar irrumpió en el proceso tres décadas después. Eso obligó a que la firma recondujera su operación hacia la producción de alimentos. Y no ha parado desde entonces. Bajo las marcas Kris, Real y Fleischmann, el grupo pone sabor y nutrición en la mesa de los bolivianos con sus salsas, cereales, levaduras, polvo para hornear, snacks, sopas, refrescos, yogures, postres y tés, entre sus más de 400 productos.

Rocha señala que, a partir de 2014, el grupo incursionó en la fabricación de productos para el cuidado del hogar, sacando al mercado la marca Bristar, en sus diferentes modalidades.

 La cultura empresarial

Eduardo Rocha, ingeniero en alimentos, lleva más de 23 años trabajando en la empresa, experiencia que lo respalda a la hora de describir la filosofía del grupo. “Industrias Venado es una familia, un equipo con grandes profesionales. En los últimos años hemos cambiado la forma de trabajo, de una empresa vertical a una muy abierta y horizontal. Trabajamos bajo un modelo participativo”, dice. El ejecutivo asegura que esa transversalidad ha permitido a la empresa elaborar nuevos productos y diseñar nuevos esquemas de negocios.

Menciona que su departamento de investigación y desarrollo se dedica tanto a la mejora continua como a la innovación. “En esta gestión vamos a introducir al mercado nuevas categorías en cuidados del hogar. En cuanto a alimentos, recientemente hemos lanzado salsas con sabores regionales”, pone como ejemplos.

Además de velar por la calidad de producción, su equipo investigativo también testea el mercado, generando herramientas imprescindibles en estos tiempos de cambios tecnológicos y de hábitos del consumidor. “Nuestros clientes están cada vez mejor informados; por ello ahora realizamos inversiones muy importantes en el punto de venta y en medios digitales”, dice Rocha. Comenta que también han desarrollado aplicaciones, de modo que sus clientes puedan convivir y familiarizarse con las diferentes marcas.

 Orgullosamente boliviana

Además de su amplia gama de productos, Industrias Venado se precia de producir cerca del 97% de ellos. El 3% restante son productos importados que provienen de reconocidas empresas que accedieron a llevar la marca nacional. En cuanto a las materias primas que utilizan, un 70% es de origen nacional.

La firma tiene tres centros productivos. El más reconocido se encuentra en la ciudad de La Paz, y hay dos más, uno en Warnes y otro en el Parque Industrial de Santa Cruz. Todo se complementa con una de las redes de distribución más grandes del país. “Industrias Venado es una de las empresas con mayor alcance en cuanto a distribución. Estamos en los nueve departamentos con distribuidoras propias y con equipos de venta propios. Llegamos a la última milla”, destaca Rocha.

No cabe duda de que el sector de los alimentos es uno de los más competitivos del mercado, a decir del CEO: “Competimos con empresas locales, con multinacionales y también con el contrabando. Por ello, siempre buscamos ser lo más eficientes posible; producimos bajo estrictas normas de calidad a fin de ser reconocidos en la mesa y en el hogar boliviano”.

En ese contexto de competitividad, los productos Kris tienen un posicionamiento incomparable: “Somos líderes en la producción de salsas, con un share de mercado que supera el 80%”, afirma. La mostaza sobresale en ese dominio con un 98% de participación.

Industrias Venado ya exporta sus productos al mercado paraguayo y proyecta hacerlo también a Perú y Chile, siempre con las salsas como punta de lanza.

Eduardo Rocha indica que su empresa se mantiene expectante frente a las tendencias de mercado en todo el planeta. “Hay una gran preocupación en cuanto a una alimentación saludable. Buscamos productos que aporten no solo sabor, sino también nutrición y salud”, dice. “Los consumidores buscan una menor cantidad de azúcares, mayor cantidad de proteínas y mayor incorporación de vitaminas y nutrientes”.

​Mire el video de la entrevista: