Escucha esta nota aquí

Establecimientos comerciales, en sus operaciones de importación, apuestan por productos de ‘línea marrón’ -relacionados con el mundo de la informática, telecomunicaciones, audio e imagen- y ‘línea blanca’ -electrodomésticos de cocina, limpieza y clima- para atraer a los potenciales compradores en la temporada navideña. La internación al país de ropa, alimentos y bebidas alcohólicas también refleja una tendencia creciente.

Según la jefa de Estadísticas del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Jimena León, de enero a octubre de 2019, la importación de electrodomésticos alcanzó $us 273 millones y un volumen de 34.000 toneladas, lo que refleja un 28% de incremento en valor y un 10%, en volumen, respecto al mismo periodo de 2018.

El 55% de lo importado corresponde a productos de ‘línea marrón’ destacando en esta categoría los reproductores de DVD, cuyo valor en compra alcanza $us 51 millones. En ese mismo grupo, le siguen televisores y teléfonos móviles.

En la denominada ‘línea blanca’, León detalló que la mayor compra fue refrigeradores, cuyo valor de importación bordea los $us 49 millones. En la misma categoría, destacan la internación de cocinas y lavadoras. El 60% los electrodomésticos que ingresaron a Bolivia provinieron de China, de Brasil (9%) y de México (8%).

La importación de ropa, hasta octubre, a decir de León, se vio levemente reducida en relación a lo registrado hasta el mismo mes de 2018. Las prendas más importadas fueron poleras y camisetas para varones y pantalones y prendas íntimas femeninas. La importación de ropa desde China -principal origen- bajó un 6%; en contraste, aumentaron las compras externas de Pakistán, Camboya y Vietnam.

En compras externas de alimentos, la ejecutiva señaló que disminuyeron en valor (-1%), empero aumentaron en volumen (2%). La harina de trigo fue el principal alimento importado. Argentina, es el principal proveedor de alimentos para Bolivia y siguen países vecinos como Brasil y Chile.

La importación de bebidas hasta octubre de este año alcanzó $us 36 millones, siendo la cerveza la más importada con un valor de $us 9 millones, seguido del ron y whisky. Las compras externas de jugos también fueron importante con $us 6 millones. El principal país proveedor es Brasil, con el 25% de participación, seguido de Argentina (24%) y México (14%).

De forma general, las importaciones de bebidas bajaron un 13% en valor y un 12% en volumen, en relación a lo registrado de enero a octubre de 2018.

Venta de electrodomésticos

Desde Dismac, el CEO de la empresa, Luis Fernando Saavedra, refirió que la importación de electrodomésticos en tiendas de la cadena, por temporada navideña, refleja un crecimiento sustancial de enero a octubre, comparado con 2018. No detalló ni el volumen ni el valor.

Aludió que televisores y refrigeradores son los productos más importados. “En estas categorías tenemos productos que provienen de Brasil, México, Corea, Colombia y China”, puntualizó.

Saavedra explicó que han implementado medidas para asegurar la dinamización del consumo, que resultó afectado los días de paro. “Hemos ajustado los precios a la baja y, por ende, el gran ganador es nuestro consumidor. También hemos aportado con una gran variedad de productos a precios imbatibles en el Black Friday. Y por último, hemos bajado del 10% al 5% la cuota inicial para nuestros clientes que compren en minicuotas. Es decir, nunca ha sido más fácil acceder a un producto en minicuotas”, dijo.

En Home Season, el gerente propietario Cristofer Puig, sostuvo que este año ha mantenido el volumen de importación del año pasado, pero no porque la economía haya mejorado sino porque decidieron abrir una tienda por año y se necesitaba importar el mismo volumen para suplir la nueva sucursal y así no sentir de golpe el bajón de la economía. “Con una sola tienda hubiéramos importado mucho menos que en 2018”, refirió.

Cadenas de supermercados

Desde Hipermaxi, la jefa de marketing, Bárbara Cronembold, aclaró que trabajan con empresas importadoras de electrodomésticos. En el caso de la cadena, dijo que los artículos más importados son del sector no comestible, entre otros, menajes de cocina, vajillas, accesorios para el hogar y en esta temporada objetos decorativos navideños, además de juguetes. Los países de origen de las mercancías son Panamá, China y Turquía.

Para hacer frente a la ralentización en ventas, sobre todo en productos no comestibles, Cronembold afirmó que la cadena Hipermaxi hace un gran esfuerzo, mes a mes, para tener en oferta más de 60 productos económicos. Además, realiza ferias de liquidación los fines de semanas con más 2.500 ítems y aplica ‘promociones de temporada’ para hacer que el cliente ahorre. Por ejemplo, precios módicos en adornos de navidad y productos para ‘armar’ canastones.

Desde Fidalga, Meger Schamisseddine, ejecutivo de la cadena de supermercados, aseguró que los volúmenes de importación de el de electrodomésticos son iguales que la pasada gestión. Denotó que en esta temporada de fin de año también se interna una gran variedad de adornos navideños y juguetes, procedentes de China.

Schamisseddine asegura que la desaceleración en ventas se siente desde hace tiempo y se acentuó los días de paro. No obstante, es optimista y cree que en estos días comenzará el movimiento navideño, sobre todo, en canastones y vales.

El presidente de la Asociación Boliviana de Supermercados (Asobsuper), Sergio Weise, aclaró que no todos los supermercados importan artículos y que mayormente compran de proveedores locales o importadores autorizados.

En sintonía con los ejecutivos de Hipermaxi y Fidalga, Weise aludió que las ventas en el sector han caído definitivamente y para contrarrestar el fenómeno, las cadenas han bajado precios y renunciado a “sus propios márgenes”, impulsando campañas 2x1, procurando atraer clientes mediante sorteos, premiaciones por consumo, entre otras medidas.

En el sector ‘retail’

Rosalina Roca, gerente general de Las Brisas Centro Comercial, mencionó que la temporada navideña al ser la más importantes en términos de volumen de ventas, hace que los locales incrementen sus importaciones para ofrecer una generosa oferta comercial. “Si comparamos los volúmenes de mercadería en relación a la gestión pasada, estas son mayores, acompañando el crecimiento en número de visitantes que vamos alcanzando año tras año. Nuestras proyecciones de ventas para la presente campaña navideña también muestran un crecimiento en relación a la gestión 2018”, manifestó.

Enfriamiento económico

De acuerdo con el reporte financiero de 65 empresas que realiza la Cámara Nacional de Industrias (CNI), a decir de su presidente Ibo Blazicevic, las ventas cayeron un 12,9% a septiembre de 2019, con respecto a igual periodo de 2018. “Existe una fuerte contracción de las ventas en Bolivia”, aclaró.

A septiembre de 2019, según Blazicevic, las importaciones de bienes de consumo duradero (muebles, máquinas y otros) aumentaron un 19%; empero las ventas de consumo no duradero (fármacos, alimentos, bebidas, textiles, etc) bajaron un 0,68%. “Se advierte mayor dinamismo en compra de bienes cuyo ciclo de vida es largo y una contracción en productos de consumo diario, lo cual evidencia que los sectores de alimentos, bebidas, textiles y similares están experimentan una ralentización y descenso en sus ventas”, puntualizó.

Para fin de año, las empresas despliegan una fuerte campaña de promoción y marketing de sus productos y mayor fuerza de ventas, destinadas a expandir sus ventas.