Escucha esta nota aquí

Este 16 de diciembre será inaugurada la Biblioteca Municipal Pedro Rivero Mercado en San José de Chiquitos. Para el funcionamiento de esta obra, que es una de las de mayor impacto en los últimos años en el municipio josesano, ya se cuenta con más de 3.500 libros, todos ellos donados por diferentes instituciones, gracias a gestiones de la familia Rivero Jordán, la comuna josesana y de Sarita Mansilla.

Más de 700 de los títulos pertenecían a la biblioteca personal del periodista y escritor boliviano Pedro Rivero Mercado, a quien se rinde homenaje bautizando esta infraestructura con su nombre. Asimismo, 2.000 libros fueron
donados por el Consulado de Argentina en Santa Cruz de la Sierra, gracias a las gestiones del representante diplomático Roberto Dupuy. Editoriales como La Hoguera, Comunicarte y otras, además de particulares, también aportaron.

Para el acto de inauguración fue invitada la presidenta del país, Jeanine Áñez, así como otras autoridades nacionales y departamentales.

El alcalde de San José de Chiquitos, Germaín Caballero, explicó que la nueva biblioteca cumplirá tres importantes funciones, la principal es que pone a disposición de la población chiquitana, especialmente de los estudiantes,
una variedad de libros de autores nacionales y extranjeros. 

El segundo motivo, a decir del alcalde Caballero, es que con la obra se logró recuperar un terreno que estaba descuidado e incluso era ocupado por malvivientes.

Por último, enfatizó que el área externa de la biblioteca se convertirá en un importante espacio de recreación para la población en general. En el lugar fueron plantados arbolitos de la especie tajibo.

Caballero resaltó que la obra será una importante fuente para encontrar información vinculada al Oriente boliviano, en especial a la fundación de Santa Cruz de la Sierra, por lo que incluso formará parte del circuito histórico cultural del municipio. “Esto representará una oportunidad de
fortalecer el valor histórico como parte del patrimonio turístico de San José de Chiquitos”, remarcó. 

Ambientes de la biblioteca

En esta biblioteca municipal destacan cuatro ambientes: el primero es una amplia sala de lectura; el segundo es una sala de conferencia, destinada a la presentación de libros o disertaciones; el tercero es un espacio para biblioteca virtual con ordenadores, que contarán con el servicio de internet; y el último ambiente interno será destinado al servicio de refrigerio o venta de comida rápida. 

Además, en el ingreso hay un área de recepción, mientras que en el exterior se cuenta con una plaza, que se suma a los espacios de recreación que la comuna podrá a disposición de la población.

La recomendación

Sarita Mansilla, una de las gestoras de la recolección de libros, sugiere que la población se empodere de estos espacios y que autores nacionales apoyen donando libros de su autoría. “Tanto que nos quejamos, ahí está este espacio, hay que darle uso. Otros municipios no tienen estos espacios, tenemos que contagiarlos”, dice, y pide catalogar los libros para que estén disponibles pronto.