Escucha esta nota aquí

De los 502 postulantes a vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) inscritos hasta el sábado, al menos 178 personas ocuparon cargos públicos en los últimos años o siguen en esas funciones. Los nombres se encuentran en las declaraciones juradas públicas de la Contraloría General del Estado.

Tomando en cuenta que pudiera tratarse de homónimos, los postulantes presentaron sus datos personales ante la Contraloría, que es una obligación para ejercer un cargo público, sea éste nacional, departamental o regional.

Es así que se pueden observar a funcionarios que trabajan o trabajaron en el mismo Órgano Plurinacional Electoral (OEP), en el Ministerio Público, en el Consejo de la Magistratura, la Procuraduría General del Estado, la Policía Nacional, hasta en la cuestionada Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic) o el Servicio de Registro Cívico (Sereci), que quieren administrar las próximas elecciones generales de 2020.

También hay funcionarios de municipios, direcciones de educación, hospitales, de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), de empresas públicas, de oficinas de Autoridades de Fiscalización, del Banco Central de Bolivia, de las cajas de salud, entre otras entidades.

“Es normal que ocurra esto, porque el más grande empleador que tiene Bolivia, sigue siendo el Estado Boliviano. Muchos abogados se postulan, porque su trabajo siempre está relacionado con lo público”, explicó Lino Cárdenas diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) y miembro de la Comisión Mixta de Constitución que evalúa a cada uno de los postulantes al TSE.

De todas maneras, Cárdenas aclaró que la Comisión será “totalmente puntillosa” en esta revisión para que no se filtren personas afines a un partido político. Esa orientación también se establece en la presentación obligatoria de un certificado del TSE sobre la militancia partidaria del aspirante.

Personalidades

Así también, se inscribieron personalidades conocidas en el país, como el caso del analista político y ex asambleísta Carlos Bohrt, del periodista Juan Cristóbal Soruco; del exmagistrado Gualberto Cusi, de la exparlamentaria Erika Brockmann; y de la ex vocal del TSE, Roxana Ybarnegaray.

Otra sorpresa fue la inscripción del ingeniero informático Édgar Villegas, quien fue el denunciante del presunto fraude electoral. También se sumó la ex vocal Dina Chuquimia; el extitular de la desaparecida Corte Nacional Electoral, Óscar Hassenteufel y otros.

La verificación

Ayer, después de verificar que existiera el quórum correspondiente con 16 diputados y senadores titulares y adscritos, el presidente de la Comisión de Constitución, Óscar Ortiz, dio inicio a la sesión a las 18:00 y la declaró “permanente por tiempo y materia” para revisar que los 502 folders cumplan con todos los requisitos de la convocatoria.

Para facilitar el trabajo, la Comisión se dividió en siete grupos, de tal manera que cada uno revise 72 archivos foliados entre ayer domingo y hoy lunes.

“Al finalizar hoy lunes, haremos conocer la lista de los postulantes habilitados por cumplimiento de requisitos. Luego habrá tres días para que los ciudadanos puedan presentar impugnaciones. Haber declarado la sesión por tiempo y materia, es para que la Comisión no pueda tratar otros temas hasta que termine con este trabajo de selección de los postulantes”, señaló Ortiz, quien destacó la cantidad de postulantes.

La presidenta transitoria Jeanine Áñez resaltó, que la misión de todos es trabajar para garantizar elecciones transparentes, para elegir a las próximas autoridades nacionales, con el nuevo TSE.

“Sueño con una Bolivia democrática, inclusiva. Una Bolivia para todos y sé que no estoy sola en este sueño. Por eso no dudo en agradecer a cada uno de los bolivianos en esta misión, en la que vamos con la esperanza puesta en un mejor futuro para todos”, dijo en el acto de entrega de equipos e insumos para combatir la malaria en Riberalta y Guayaramerín del departamento de Beni.

El jefe de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, publicó en su cuenta de twitter, que “después de concluida la fase de postulaciones al TSE se pondrán a prueba los acuerdos para contar con un organismo que dé credibilidad y transparencia a las elecciones que vendrán”.