Escucha esta nota aquí

Después de las reiteradas denuncias de los usuarios de energía eléctrica en Santa Cruz, por el indiscriminado incremento de las tarifas eléctricas. El Gobierno dio luz verde a la nueva estructura tarifaria para los distintos rangos, siendo la reducción hasta un 50% en la categoría domiciliaria.

También se determinó que los socios que hayan pagado por demás el mes de noviembre (de acuerdo a la nueva estructura), se le bonificará ese excedente en el mes de diciembre, toda vez que esta escala tenía que regir desde el 31 de octubre. Esta nivelación tarifaria se realizará también en los demás departamentos desde el próximo lunes.

La nueva escala tarifaria en la categoría domiciliaria en Santa Cruz establece que de 501 a 1.000 kilovatios/hora (kW/h) se reducirá de Bs 1,19 a Bs 0,93; es decir, un 22% de disminución, mientras que para el consumo de 1.000 kW/h en adelante rebajará de Bs 1,94 a Bs 0,98. En tanto que consumos menores a 500 kWh tendrán rebajas proporcionales porque ya contaban con una tarifa social.

En cuanto a la tarifa para la industria cruceña. En pequeñas demandas de baja tensión la reducción está entre un 2 y 3% y para grandes demandas de mediana tensión que exceden los 200 kWh verán una rebaja de hasta el 10% en su próximo recibo de luz.

Mientras que la nueva estructura en Chuquisaca en un consumo de entre 501 a 1.000 kW/h se reduce de Bs 1,05 a 0,91, con un 13% de rebaja y de 1.000 kW/h en adelante disminuye de Bs 1,70 a 0,99; es decir, un 41% menos.

No hubo voluntad política

Álvaro Guzmán, ministro de Energías, explicó que las nuevas tarifas regirán por los próximos cuatro años, siendo la primera vez en 14 años que se hace una reducción. “Que no haya salido esto en el momento adecuado fue culpa del anterior Gobierno y no de los usuarios. Su lógica era castigar a mayor consumo, mayor precio, nosotros estamos nivelando esas asimetrías”, explicó Guzmán.

También comentó que realizarán un seguimiento riguroso a las distribuidoras a través de la Autoridad de Electricidad (AE), para exigir que se cumplan los nuevos precios. Lamentó la falta de voluntad política del Gobierno anterior.

CRE aplicará nuevas tarifas

Miguel Castedo, presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE), indicó que la nueva estructura tarifaria es algo por lo que venían luchando hace muchos años, porque consideran que discriminaba a las personas que consumían más, principalmente en Santa Cruz.

La CRE empezará a trabajar en aspectos técnicos de manera inmediata, para que esta nueva escala de tarifas sea aplicada y revisará los pagos de noviembre, aunque aclaró que el abono de este mes quedó suspendido mientras se solucionaba la situación.“Teníamos una preocupación porque todos los años venían los reclamos de parte de los socios y el anterior Gobierno hacía oídos sordos”, dijo Castedo.

En la misma línea, Jorge Landívar, secretario de Gestión y Coordinación Institucional del municipio de Santa Cruz, había adelantado ayer que la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, viajó a La Paz para reunirse con el director de la Autoridad de Electricidad, Luis Fernando Áñez, con el objetivo de agilizar la rebaja y adecuación de las tarifas. En este sentido, indicó que la antigua estructura de precios era el motivo de los considerables incrementos en las facturas, que molestaron a los vecinos, que en algunos casos se quintuplicaron.

En tanto que Omar Rivera, presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), señaló que como institución realizaron los reclamos correspondientes ante la autoridad nacional, por el excesivo aumento en las tarifas de la energía eléctrica de los meses de octubre y noviembre.

“Vamos a seguir reclamando. El precio de la tarifa del consumo eléctrico es demasiado elevado en Santa Cruz, más que en toda Bolivia”, señaló Rivera.

Expertos observan la medida

Para el analista energético Sergio Arnez, la electricidad ya estaba subvencionada y la estructura tarifaria era de carácter social, ya que quienes consumían menos pagaban menos y quienes consumían más pagaban más por cada unidad de energía. Por este motivo, considera que no es viable invertir esta ecuación como una solución permanente al tema de costos por electricidad. “Los hechos de los últimos días, donde se observaron incrementos en la facturación (porque posiblemente se registró mayor consumo) no debe ser un motivo para introducir nuevas tarifas, ya que llevar adelante estos cambios exige un estudio de largo alcance y no un análisis de una o dos semanas”, advierte Arnez.

El analista considera que para el sector industrial la reducción también es inviable y sugiere que debería modificarse la forma de los cobros que está asociada a los conceptos de energía y potencia. En su lugar, afirma que las políticas deberían enfocarse en el cobro de un solo concepto (energía) para impulsar el desarrollo de energías renovables alternativas, como la instalación de sistemas solares.

En tanto que el presidente del Colegio Nacional de Ingenieros Electricistas, Johan Cabrera, enfatizó que la reducción de tarifas, es beneficioso, aunque puntualizó que se debe esperar a conocer los detalles y modificaciones del Gobierno.