Escucha esta nota aquí

Los futbolistas de Nacional Potosí se cansaron de las promesas de pago y decidieron no entrenarse este martes. La dirigencia les debe los sueldos de octubre y de noviembre. Para que levanten la extrema medida piden que les cumplan con un mes de salario, además de mejores condiciones de logísticas.

El primer plantel se reunió en el estadio Víctor Agustín Ugarte, de Potosí, como estaba pactado, pero no trabajó con normalidad a dos días de recibir a Royal Pari (jueves 15:00). “Decidimos no entrenar porque nos deben dos sueldos y ya estamos en el día 10 de diciembre”, dijo a DIEZ un jugador que pidió mantener su nombre en reserva.

El presidente del club, Wilfredo Condori, anunció que pagaría un mes después del paro cívico (en octubre pasado), pero no cumplió. “También estamos pidiendo mejores condiciones en los viajes y las concentraciones”, agregó el mismo jugador.

La tarde de este martes el titular de la institución potosina les informó que pagará un salario este miércoles, pero si retornaban a las prácticas de inmediato (este martes), situación que no convenció a los jugadores que se mantienen firmes. “Si no nos paga, no retornamos a los entrenamientos, pero sí nos presentaremos a los partidos”, concluyó la misma fuente.

Nacional Potosí es cuarto en la tabla acumulada (80) y está en zona de clasificación a la Copa Libertadores (Bolivia 4), pero su inmediato perseguidor es San José, que tiene 74 unidades.

DIEZ intentó comunicarse con Condori, pero su teléfono estaba fuera de servicio. Sin embargo, una fuente cercana al directorio afirmó que se reunieron el lunes con el capitán, Luis Aníbal Torrico, y acordaron que el pago se haría efectivo el viernes, después del encuentro frente al inmobiliario.