Escucha esta nota aquí

Destroyers desperdició la oportunidad de sumar tres puntos de ‘oro’ ante Always Ready (1-3) este miércoles en el Tahuichi. El equipo alteño fue ampliamente superior al conjunto cruceño, que no tuvo argumentos futbolísticos en todo el partido para superar a un visitante bien ordenado, efectivo y que jugó los últimos 15 minutos con nueve jugadores.  

Los goles para Always fueron anotados por Carmelo Algarañaz (41’ y 54’) y Marcos Ovejero (49’). Descontó para el cuchuqui José Cortés (59’).

Desde el inicio, el equipo cruceño no tuvo el peso ofensivo para buscar el arco del cuadro alteño. El colombiano José Cortés no fue el delantero agresivo de otras oportunidades. Su acompañante en el ataque Matías Aguirre tampoco estuvo certero en las dos chances que enfrentó al meta Raúl Olivares.

Precisamente Aguirre de derecha, a los 15 minutos, tuvo la oportunidad de abrir el marcador, pero su remate salió por un costado. La otra oportunidad para el cuchuqui de la primera parte la desperdició Bryan Vaca (39’), que mandó la pelota a las gradas.

Pero ante la falta de eficacia del local, apareció Carmelo Algarñaz para anotar el primero antes del final del primer tiempo. A los 41’, el cruceño con golpe de cabeza mandó el balón al fondo del arco de Elder Araúz. Fue el 0-1 con el que se fueron al descanso.

A la vuelta de los vestuarios, Always salió decidido a liquidar el pleito. Un grueso error del experimentado Lorgio Álvarez fue bien aprovechado por Ovejero (49’) para poner el 0-2. ‘Yuyi’ hizo un mal pase retrasado, que aparentemente tenía como destino Erwin Melgar; sin embargo, la entrega fue deficiente y bien capitalizada por el argentino, que tomó el balón, encaró al meta y mandó el balón el balón al fondo del arco local para celebrar el segundo.

En Destroyers ya estaba en el campo el venezolano Rodderyck Perozo, que ingresó por el brasileño Galiardo, pero su entrega no sirvió de nada para intentar cambiar el rumbo del partido. El local seguía impreciso y mostrando un nivel bajo, como en casi todo el Clausura. En frente estaba un equipo alteño crecido futbolística y anímicamente, que llegó al tercero otra vez con un cabezazo de Algarañaz (54’). Con el 0-3, la visita bajó el ritmo y esperó que el partido se diluyera en el Tahuichi.

El cuchuqui quiso reaccionar, pero solo pudo descontar con un cabezazo de Cortés (59’). El colombiano se elevó en medio de la zaga ‘millonaria’ para anotar el 1-3; sin embargo, de ahí en adelante, el local continuó con su juego impreciso y sin ambición.

En la recta final, Destroyers ingresó en la desesperación ante un Always Ready cauto que dominaba el partido, hasta que llegó una torpeza de Eduardo Puña (71’). El volante vio la roja tras una plancha en los genitales a José María Méndez. El juez no dudó en expulsarlo, pero después de unos minutos de discusiones y cuando se estaba a punto de reanudar el juego, el meta visitante Raúl Olivares botó el balón a un costado, situación que sancionó el juez con la segunda amarilla y en consecuencia la roja.

Olivares dejó su lugar a Diego Zamora, que ingresó por Joel Fernández a los 74 minutos. Pese a la superioridad numérica, Destroyers fue incapaz de empatar ante un equipo fundido físicamente y con nueve jugadores. El cuchuqui se hunde y es firme candidato para descender a cinco fechas para el final del Clausura.