Escucha esta nota aquí

Cada despertar es una nueva oportunidad para alcanzar la felicidad. Tenemos una cantidad limitada de días en este mundo, pero cada nuevo día nos da la posibilidad de elegir cómo hacer de él una parte del camino de realizaciones en el que tomamos la decisión de ser felices.

Travelplan te ayuda a levantar esta decisión con su propuesta de un tour guiado diseñado a tu medida, ¿te imaginas viajar durante 21 días por lugares que son sede de tu fe y están históricamente conectados con tus creencias.

Viajar es una terapia para el alma, y llegar a un destino ansiado puede convertirse en el alimento más nutritivo para el espíritu. Viajar nos permite ver nuestra vida y las de los demás de manera más completa, con una perspectiva más amplia y completa; es una pausa de lo cotidiano para dejar correr emociones tan envolventes como el amor.


Desde esa distancia podemos discernir mejor qué es lo realmente importante, para darnos cuenta de cuáles son los afectos y las acciones que nos definen como personas.

Todo incluido

Travelplan te lleva a recorrer algunos de los lugares más emblemáticos de Europa en tours guiados en español con todo incluido. Se trata de viajes planeado para recorrer sitios de gran significación religiosa.

Una oportunidad para reafirmar tu fe y pensar desde la distancia en ese camino cotidiano hacia tu felicidad y la de quienes te rodean.

Elige esta pausa de 21 días para recorrer algunas de las más importantes iglesias católicas de Europa, como la majestuosa Basílica de San Pedro en el Vaticano, en el corazón de la capital italiana, para deslumbrarte con la arquitectura y el arte puestos al servicio de la fe.


Llénate de gratitud en la tumba de San Antonio de Padua, mientras eres testigo de cómo miles de fieles reviven su fe en la basílica que lleva su nombre. Participa en la procesión con antorchas que avanza con devoción hacia la gruta de la Virgen de Lourdes, lugar de sus 18 apariciones a inicios del siglo XX.

Somos felices cuando viajamos porque la pausa nos mantiene presentes aún en nuestra ausencia. El viaje es tiempo para recordar y liberarte del lastre, para sentir y disfrutar de esa nueva libertad. Es tiempo para vivirlo fuera de la caja de la cotidianidad y valorar aquello que, pese a la rutina, nos hace felices.

Cada hora del viaje pasará, pero el recorrido nos dejará en un lugar diferente, en el que los recuerdos serán más que las fotos, y en el que seremos personas diferentes.

Cuando los sueños de viajar se hacen realidad algo madura en ese camino a la felicidad, que es capaz de renovar nuestro impulso y nuestra fe. Consulta con tu agente de viajes de Tropical Tours sobre las condiciones y salidas para recorrer Europa en 21 días de felicidad. Como dice un refrán, “nada es casualidad, si no causalidad”.