Escucha esta nota aquí

Luis Fernando Camacho en su descargo -cuando fue puesto en evidencia por Fernando del Rincón, de CNN, de que se habían grabado conversaciones privadas con Marco Antonio Pumari- dijo que del hotel le habían "pasado" el audio que él, 12 horas antes de que un medio en Bolivia lo publicara, envió al periodista de la cadena internacional de noticias.

Los datos que el expresidente del Comité Pro Santa Cruz dio al periodista de CNN echan luz sobre la polémica que ha acaparado los titulares de la prensa en esta semana que concluye. Camacho dice que accedió al audio que le envió a Del Rincón, con la esperanza de que lo publique y contacte a su excompañero de lucha cívica, gracias al hotel donde se realizó el encuentro.

"Me ofrecieron pasármelo del hotelporque sí lo estaban grabando", sostiene al momento de explicar que esa grabación fue cuando Pumari aceptó ir como vicepresidente y no cuando se habló de los $us 250.000.

¿De qué hotel habla Camacho? 

Luego de que fuera publicada la entrevista, el viernes por la noche, las redes sociales se inundaron de partes de la misma e incluso, se difundió un comunicado falso atribuido a esta empresa, situación ante la que publicó el siguiente comunicado en su cuenta de Facebook:  "El Directorio y la Gerencia General del Hotel Cortez informan que en nuestros salones la privacidad, reserva y confidencialidad están garantizadas para todos nuestros clientes. En nuestros salones no contamos con equipos de grabación audiovisual de ningún tipo" (SIC).

A continuación, en el minuto 25, mira la entrevista de Camacho en CNN que se ha difundido en las redes sociales: