Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Sostiene que el Gobierno del MAS recién pensaba en “austeridad” tras 14 años en el poder. El ministro de Economía y Finanzas Públicas, José Luis Parada, confirmó la mañana de este sábado, en entrevista con el programa '¡Qué Semana!', de EL DEBER Radio, que la administración de Evo Morales incurrió en el “despilfarro” de los recursos del Estado y que manejó “políticamente” las cifras del crecimiento económico.

La autoridad citó como ejemplo lo que sucedía con la Gestora Pública de la Seguridad de Largo Plazo, creada en 2018, y que destinó unos $us 15 millones para un software que nunca adquirió. El caso es auditado, tras frenar la contratación.

También anticipó que el crecimiento económico de Bolivia estará entre un 2,5 a un 2,6% en 2020, que considera está por encima de toda Latinoamérica y sigue siendo uno de los mejores”, de acuerdo a Parada.

Entrevista con el titular de Economía:

Reveló además que las empresas estatales no remitían información sobre sus estados financieros y que ahora se solicitó a cada ministerio que revise los programas que dejó el anterior Gobierno, las contrataciones de funcionarios y las escalas salariales que instauraron.

Parada detalló que solo con los fondos destinados para la construcción del museo de Orinoca y el edificio de Unasur, unos setenta y pico millones de dólares, se podrían haber edificado dos hospitales de segundo nivel, por lo que, a su juicio, no se priorizaron emprendimientos en beneficio de la población.

Anticipó que saldrán decretos de forma inmediata, uno relacionado con la liberación de las exportaciones, porque, con la creación de un tope para la salida de productos, impuesto por Evo, se perdieron más de $us 4.000 millones, entre 2008 y 2018, y otro referido a aduanas.

Finalmente, el ministro de Economía abrió la posibilidad de proceso contra su antecesor, Luis Arce Catacora, si es que se encuentran irregularidades dentro de contrataciones o recursos destinados para proyectos, recalcando que, si bien se le dio salvoconducto para que salga del país por razones humanitarias, eso no lo libera de sus responsabilidades.