Escucha esta nota aquí

Se despidió a Lucas Mugni de Oriente Petrolero en medio de aplausos. Jugó su último partido con la camiseta albiverde, aunque el empate (2-2) ante Nacional Potosí generó una sensación agridulce entre los hinchas que estuvieron la noche de este domingo en el Tahuichi.

El zurdo mediocampista argentino aportó lo suyo en su adiós. No con goles, pero sí con asistencias que terminaron en conquistas, que avivaron el juego del equipo en la primera mitad.  El ‘10’ no desentonó como ocurrió en toda la temporada con sus 10 dianas (4 en el Apertura y 5 en el Clausura), que lo erigieron en el jugador más regular de este representativo albiverde, que ya tiene asegurado un cupo a la Sudamericana del próximo año.

Mugni se va de Oriente y sus hinchas ya lo empezaron a extrañar, porque en la primera parte fue el que buscó la conexión con sus compañeros del medio sector. Oriente había arrancado bien. La zaga se mostró impecable con Norberto Palmieri y Sueliton Nogueira; Robin Canido y Alan Mercado entraron en el ritmo pese a algunos errores propios por la falta de competencia, pues ‘Vitamina’ Sánchez optó en este partido por hacer variantes posicionales como la de poner a Carlos Áñez, que regularmente juega de lateral por derecha, para sumarlo esta vez en el medio campo junto al joven volante Samuel Pozo.

Justamente en este sector asumió su rol. Mugni y Pablo Ruiz fueron el desequilibrio, aunque cabe destacar que trabajaron en el afán de nutrir a José Castillo, que estuvo atento a todas las arremetidas ofensivas, al igual que John García.

Nacional Potosí se vio sorprendido por la dinámica del dueño de casa. Jamás se desordenó, pero en los goles de Palmieri, de cabeza, tras un tiro de esquina de Mugni, a los 16 minutos, y el de Castillo, a los 33’, nada pudo hacer.

La reacción de la visita

En el complemento se esperaba más de Oriente. La historia cambió con el penal que Palmieri cometió a Pérez. El 2-1 metió presión a los locales, que siguió mandando en la cancha, pero desaprovechando las incontables ocasiones de gol que originaron. Increible lo que se perdía Oriente de cara al arco de Javier Rojas. Pero en el fútbol se paga caro cuando ocurre esto, sobre todo cuando el rival tiene argumentos para hacer daño. Dicho y hecho. Pérez se encargó de demostrarlo cuando ya se jugaban minutos de descuento. Oriente no lo merecía, menos Mugni y la hinchada refinera.

Se esperaba que Lucas Mugni se vaya de Oriente con una victoria. El ‘10’ hizo todo para que así sea, pero Nacional Potosí se encargó de demostrar que es un equipo serio y que hace daño cuando el rival se lo permite (2-2).