Escucha esta nota aquí

"En cultura existe una política del show, de la tarima (...) Me duele ver que la comunicación del MAS está en manos de El Pocholo, no es verdad, en manos de gente realmente negada para la comunicación política", sentenció Wálter Chávez, que afirmó su alejamiento "para siempre" del MAS. 

Con apariciones esporádicas, pero contundentes, el que fuera jefe indiscutible de la campaña electoral del presidente Evo Morales, criticó duramente lo que sucede con el denominado "proceso de cambio" y cómo se encaró los comicios subnacionales. 

"Las elecciones son procesos de comunicación que se ganan casi científicamente, no se ganan al champazo. Yo creo que se debe tomar control del tercio volátil de Evo Morales, llevando el proceso a una revolución dentro de una revolución. Lo que le falta a la hegemonía estatal que ha construido el MAS es una hegemonía cultural de verdad", explicó.

Además, en sus declaraciones realizadas al programa Esta Casa No es Hotel de la red ATB, sostuvo que "El MAS está condenado a ganar las elecciones con más del 50 por ciento" y sugirió que debe profundizar sus conceptos rectores. 

"En cultura, mucho Dakar, mucho G77, muchos conciertos, es decir una política del show, de la tarima. ¿Qué se hizo con las 36 naciones? ¿Por qué, luego de diez años, se penaliza a Felipa Huanca y no se la vota?", increpó Chávez sobre las denuncias de corrupción contra la excandidata.

Manifestó que depende del propio MAS hacer los ajustes necesarios que den una continuidad política a las ideas del oficialismo. Observó la pésima elección de candidatos y aseguró que Evo Morales no es un líder autoritario.

Los antecedentes
José Wálter Chávez Sánchez está acusado en su país por terrorismo. Él habría extorsionado a dos empresarios a nombre del MRTA cursando cartas y llamadas telefónicas de amenaza. En 1990 fue arrestado y los dos industriales lo reconocieron porque le habían dado dinero.

Luego, Chávez ingresó a Bolivia y en 1992 se le otorgó la condición de refugiado, para que después, en 2007, la Fiscalía peruana reactivó el caso contra Chávez y pidió su extradición al Estado boliviano. Al año siguiente, la Corte Suprema de Justicia de Bolivia negó esta solicitud.

En repetidas ocasiones, el peruano negó los cargos de terrorismo y afirmó que nunca se comprobó nada en su contra y él en una entrevista con La Prensa, Chávez aseguró haber dirigido la campaña del MAS en 2005 y que fue asesor de comunicación del Ministerio de la Presidencia.

Para las pasadas elecciones, también asesoró al oficialismo, aunque se conoce que diferencias con el vicepresidente Álvaro García Linera, de quién dijo que "las páginas que escribe, casi todas me aburren", lo alejaron de la cúpula de poder. 

Programa Esta Casa No Es Hotel (Parte 1),

,

Programa Esta Casa No Es Hotel (Parte 2),