Escucha esta nota aquí

Marco Ortiz, médico que se recuperó del Arenavirus, tiene secuelas neurológicas y aún se le realizan estudios de control, informó el Responsable Nacional de Zoonosis del Ministerio de Salud, Freddy Lizón, de acuerdo a ‘Opinión’.

El profesional fue una de las personas afectadas por el brote en el norte de La Paz (Caranavi). La enfermedad provocó la muerte del paciente cero Macario Gironda y de los doctores Ximena Cuéllar y Gustavo Vidales, en junio y julio pasados, respectivamente.

Lizón explicó que el médico no tiene marcadas consecuencias, como la invalidez, pero tiene “algunos problemas del sistema neurológico”, aunque no severos pues habla y se mueve con normalidad.

Dijo que si bien se encuentra en su domicilio, es sometido a constantes controles que se extenderán por al menos cinco meses para verificar que baje la carga viral.

Un equipo de infectólogos aún realizan estudios para determinar de qué variedad específica del virus se trata. Sobre el nuevo caso surgido en diciembre, también proveniente de Caranavi, dijo que el paciente está fuera de peligro y fue dado de alta de terapia intensiva, pero debe permanecer aislado hasta determinar que ya no tenga carga viral en sus secreciones. 

Con ese, suman cinco casos de arenavirus en el país hasta la fecha, según Lizón.