Escucha esta nota aquí

Sport Boys tiene como nuevo presidente a Luis Alberto Ruiz Guerrero que se trazó el objetivo de extremar los recursos jurídicos para evitar la desafiliación de la División Profesional del Fútbol Boliviano, tras no presentarse al partido contra Real Potosí, en la Villa Imperial, en la última fecha.

Ruiz, de profesión abogado, confía que existen los argumentos para revertir la decisión del Tribunal de Disciplina Deportiva porque se presentaron los descargos que evitó al equipo trasladarse hasta la Villa Imperial para encarar el último cotejo del torneo Clausura 2019.

Lo que pueda ocurrir al club Sport Boys afecta al fútbol nacional (…) tenemos que abrir una solución integral al fútbol nacional y no solo a Sport Boys”, sostuvo a la prensa cruceña. 

En el Toro apuesta por la defensa legal para buscar los caminos que le evite el descenso de categoría, pese a no contar con la licencia de clubes para competir en los torneos de la Federación Boliviana de Fútbol para la gestión 2020.