Escucha esta nota aquí

Expresan alarma y preocupación. Dos eurodiputados llegaron a territorio nacional para indagar el frustrado operativo de encapuchados que supuestamente intentaron ejecutar el viernes en la residencia de la embajada de México en La Paz. Sostienen que existen vínculos del exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana con el partido español Podemos, de Pablo Iglesias.

Hernann Tertsch, vicepresidente de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (Eurolat) y Víctor Gonzales, vicepresidente de VOX y diputado nacional de España, se reunieron ayer con los ministros de Gobierno y Defensa, Carlos Murillo y Fernando López, para recabar información sobre el confuso incidente, que presuntamente tenía como finalidad sacar de ese espacio diplomático al excolaborador de Evo Morales.

“Queremos saber más, queremos que esas personas declaren ante la justicia, queremos saber qué vínculos hay entre el señor Quintana y otros exdirigentes del régimen de Morales con el partido Podemos de España; queremos saber cómo se han desarrollado esos vínculos con las personas que tiene a su vez lazos muy estrechos con todo el crimen del narcotráfico”, señaló Tertsh.

Los representantes no descartaron que los cuatro presuntos agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) con el rostro cubierto hayan ingresado a Bolivia con pasaportes falsos, como señalan medios españoles, y explicaron que ya elevaron un cuestionario al Gobierno de ese país para esclarecer quién dio la orden para realizar el operativo.

A raíz del hecho, el Gobierno boliviano declaró personas no gratas y dispuso la expulsión de la embajadora de México, María Teresa Mercado; los diplomáticos españoles Cristina Borreguero y Álvaro Fernández, además del grupo de policías españoles.

Nexos del MAS con Podemos

En septiembre de 2014, Evo Morales tuvo su primer encuentro con Pablo Iglesias. La cita tuvo lugar en Santa Cruz, en medio de una gira que el entonces eurodiputado realizaba por Bolivia, Ecuador y Uruguay. Ese fue uno de los varios encuentros entre ambos izquierdistas, que después se replicaron en 2015 y 2017.

Otra de las exautoridades del MAS, Álvaro García Linera, también mantuvo bastante contacto con el líder de la fuerza política española, con quien coincidió en varios foros internacionales, destacándolo como un intelectual.

Reportes de la prensa española indican que Podemos habría recibido cuantiosos aportes económicos del Gobierno de Morales a cambio de un asesoramiento o asistencia para algunos programas de propaganda gubernamental. Incluso se cree que la firma mexicana Neurona, que es centro de una investigación judicial en el país por millonarios contratos con el Ministerio de Comunicación, que habrían ocasionado un daño económico al Estado, actuó como intermediaria. Esa empresa también trabajó con algunos candidatos de ese partido político de cara a las elecciones generales que celebró España el 28 de abril, labores por las que habría cobrado más de 300.000 euros.