Escucha esta nota aquí

La madrugada de este viernes, salieron de Bolivia los agentes de la Guardia Civil española que intentaron ingresar encapuchados a la residencia de la embajadora de México en La Paz a finales de diciembre del año pasado. Este hecho provocó un impase diplomático entre Bolivia, España y México.

Los funcionarios españoles salieron del país aproximadamente a las 2:00 en un vuelo de Avianca que despegó del Aeropuerto Internacional de El Alto, con destino a Lima (Perú) para luego hacer una conexión hacia Madrid (España). Así lo confirmó el director nacional de Migración, Marcel Rivas, en contacto telefónico con la radio Panamericana.  

José Luis Rivera Perez, Juan Manuel Fernández Chamorro, Jesús María Varas García, Serio Mora Mendieta, Jorge Santos Casaus y Sergio Casal Rodríguez son los oficiales de la Guardia Civil española que ingresaron al país 14 de noviembre de 2019 como apoyo técnico, según se informó mediante una nota dirigida a la Cancillería.

En total, ocho funcionarios ya abandonaron el territorio nacional y aún restan cuatro personas que salgan del país.

Video muestra la salida

Un video que circula en las redes sociales muestra a los supuestos agentes en la terminal aérea paceña, escoltados por oficiales de la Policía Boliviana, mientras una persona con acento español les realiza preguntas que ellos se niegan a contestar.

"¿Por qué están tratando de huir del país a la 01:30 de la madrugada?, ¿cuentan con documentación falsificada, como se ha publicado?, ¿pertenecen ustedes al Centro Nacional de Inteligencia?”, los increpan.

Impasse en la sede mexicana

Los agentes españoles intentaron ingresar ‘encapuchados’, y presuntamente armados, a instalaciones diplomáticas de México en La Paz el pasado 27 de diciembre cuando la  la encargada del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, Margarita Robles, cumplía una ‘visita de cortesía’ a la exembajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado. 

En la residencia mexicana están refugiados al menos nueve exfuncionarios de la administración de Evo Morales, cuatro de ellos con orden de aprehensión. Según el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, los españoles tenían la intención de sacar al exministro Juan Ramón Quintana de las instalaciones.

Se presume que los extranjeros son agentes GEO (Grupo Especial de Operaciones), aunque el eurodiputado español, Hermann Tertsch, que llegó al país para indagar el caso, no pudo confirmar que sean parte de ese grupo de élite de la Policía española. 

Por otro lado, el Gobierno de Bolivia investiga si ingresaron a Bolivia usando identidades y pasaportes falsos.