Escucha esta nota aquí

El volante ofensivo Jaime Arrascaita se encamina en ser el primer refuerzo de Wilstermann, donde espera pasar la revisión médica y firmar su contrato por una temporada. Su objetivo personal es pelear la titularidad en los torneos locales y la Copa Libertadores 2020.

“Wistermann es uno de los mejores equipos de Bolivia y como dije es importante llegar al campeón (…) Vengo con toda la ilusión, la humildad de ganarme un puesto, que será difícil por la calidad de jugadores que se tiene”, sostuvo a los medios cochabambinos. 

El yungueño viene de Real Potosí donde anotó ocho goles y este viernes arribó al aeropuerto internacional de Cochabamba.

Será su primer club que elija por su voluntad, ya que terminó su relación contractual con Bolívar, equipo del que salió de su cantera y estuvo definiendo su carrera futbolística en los últimos años.

Arrascaita mencionó que se siente bien y no tiene ninguna molestia muscular que le impida jugar con normalidad. En 2018, el volante ofensivo estuvo complicado por una lesión en los ligamentos de la rodilla izquierda que lo mantuvo parado por buen tiempo.

El jugador debutó a escala profesional, bajo el mando del español Miguel Ángel Portugal en 2013 y estuvo considerado como una revelación, pero las lesiones frenaron su rápido ascenso.



Gentileza: Organización Deportiva Más que Fútbol