Escucha esta nota aquí

Fernando Alonso cuenta las horas para la partida de su primer Dakar, una experiencia nueva para el doble campeón de Fórmula 1 que afronta con intensidad y humildad, pero donde anticipó que sacará a relucir su competitividad "a las primeras de cambio".

Alonso, que correrá el Dakar al volante de un Toyota Hilux, el 4x4 que ganó la última edición, explicó en una mesa redonda donde participó la Agencia Efe que su estrategia será conservadora durante los primeros días para ganar confianza, pero sin ir lento para mantenerse siempre a ser posible entre los diez primeros.

¿Sientes nervios especiales por debutar en una carrera como el Dakar?

Por ahora no, sigo bastante tranquilo. Supongo que los nervios llegarán el día de empezar o cuando lleguen momentos de alguna tensión. Estoy tranquilo, pero sabiendo la dificultad del reto y asumiéndolo con humildad y una competitividad que todos tenemos dentro y que saldrá a relucir a las primeras de cambio.

¿No te invade un cosquilleo por estar en la que posiblemente sea la mayor aventura de tu carrera?

A dos días de empezar un Dakar sin haber hecho nunca antes una carrera fuera del asfalto, soy consciente del reto que tengo por delante y que a mucha gente ni se le pasa por la cabeza intentarlo. Van a ser quince días de experiencias. Cada día servirá para escribir casi un libro de todo lo que vivamos dentro del coche Marc (Coma) y yo. Al mismo tiempo estoy listo para disfrutarlo.

Llegaste a Arabia Saudí el 28 de diciembre. ¿Se hace larga la espera?

Muy larga. Llevamos aquí casi una semana para adaptarnos y probar el coche. Un día fue para poner todo en su sitio en la caravana, otro preparar el saco de dormir para la etapa maratón... son todo experiencias nuevas para mí que las vivo con mucha intensidad porque las estoy conociendo desde cero, pero también intentando relajarme, durmiendo mucho y comiendo bien. El día que empiece a tener cansancio y sueño ya no hay vuelta atrás y vas a estar cansado el resto del Dakar. Por tanto, empezar con algo extra en el bolsillo es importante.

¿Cómo anticipas que será la carrera?

Sin conocer muy bien la carrera, creo que la segunda semana puede ser el momento donde tengas más confianza y hay una selección natural que hace siempre la carrera. Hay que intentar estar siempre en ese embudo a cuyo final llegan solo unos pocos coches competitivos.

¿Cuál será tu estrategia en este rally?

En las primeras etapas ser bastante conservadores y no tomar riesgos innecesarios que puedan hacer perder demasiado tiempo o comprometer el resto del rally, pero tampoco aflojar demasiado porque sino empiezas a salirte del "top 10" o "top 15". Tienes que no arriesgar, pero tampoco ir muy lento. Un buen comienzo ayudaría a la confianza para seguir adelante.

¿Notas el reconocimiento de la gente del Dakar por hacer algo singular dentro del mundo del automovilismo?

He notado mucho reconocimiento de los que saben de la dureza del rally. Desde el primer día que me apunté a este reto, todo el mundo del Dakar me ha acogido con los brazos abiertos y me ha ayudado en todo lo que ha podido, tanto 'Nani' (Roma), como Carlos (Sainz) y los compañeros del equipo. Cualquier detalle que me puede ser útil me lo van diciendo.

¿Cómo manejas la gran expectación que suscita tu participación en el Dakar?

Este es otro mundo. Mi nivel de competitividad será diferente al de los circuitos. Tengo que aprender mucho todavía antes de ser súper competitivo. La expectación siempre va a estar ahí porque vivo con ella. Cada día que me levanto, hay diez ojos para ver cada cosa que hago. Cuando hago una carrera de karts tengo como 15 o 20 cronómetros en cada vuelta que hago y no puedo hacer una vuelta despacio para respirar porque si no la van a tomar como referencia. Mi vida es un estresante en ese sentido porque siempre se espera mucho de mí.

¿Te impedirá eso disfrutar de la experiencia?

La disposición es intentar disfrutar y a la vez ser lo más rápido posible. También tener un buen día con Marc. Aquí el copiloto importa mucho también. Si tiene un buen día te puede hacer ganar 10 minutos, pero también te puede hacer perder 10 si entras en una espiral negativa. Hay que tener una buena conexión dentro del coche y poco a poco ver dónde estás. Es parte de la aventura y lo importante es tratar de hacerlo bien.