Escucha esta nota aquí

El líder socialista español, Pedro Sánchez, fracasó ayer en lograr la mayoría absoluta en el Congreso para lograr un nuevo mandato como presidente del Gobierno, aunque los resultados de la votación le permitirían revalidar el cargo mañana.

Sánchez logró 166 votos a favor, frente a 165 en contra y 18 abstenciones, cuando necesitaba 176 sufragios positivos para lograr la mayoría absoluta en esta votación.

Con este resultado el presidente del Gobierno en funciones tiene los apoyos necesarios, aunque por un margen mínimo, para la segunda votación de mañana, en la que le basta una mayoría simple con más votos afirmativos que negativos.

Tras la votación, Sánchez se mostró convencido de que logrará la confianza de la Cámara: “Claro, hombre”, respondió a los periodistas que le preguntaron sobre si conseguirá su objetivo.

El líder socialista consiguió el respaldo de los 120 diputados del Partido Socialista (PSOE) y los 34 del izquierdista Unidas Podemos (UP), su socio de coalición -al que le faltaba una legisladora enferma-, además de otros 12 de partidos nacionalistas y regionalistas.

La diputada enferma no pudo solicitar a tiempo el voto telemático, aunque sí podrá participar en la votación del martes, indicaron en su formación.